Operaciones multidominio: El “Siguiente Paso” en la estrategia de combate militar de EE.UU.

Operaciones multidominioImaginemos que un avión teledirigido de la Fuerza Aérea operando, conectado por satélite, se encuentra con un pequeño grupo de barcos de superficie enemigos en movimiento. Además, imagínese que los datos instantáneos del dron se envían a la vez a los comandantes de los barcos de la Armada y a los operadores de armas del Ejército de Tierra, todo en tiempo real. Esto permitiría un ataque coordinado con misiles Tomahawk navales, cohetes terrestres y cazabombarderos armados con armas aire-tierra.

Este posible escenario, en el que las plataformas aéreas, terrestres y marítimas comparten información en tiempo real a través de vastas zonas, por lo general dispersas, para optimizar el ataque, es precisamente lo que el Pentágono pretende ahora con su nuevo enfoque doctrinal de la guerra futura.

“Nuestro nuevo concepto es el MDO, Multi-Domain Operaciones, pensado como un nuevo paso en la estrategia de combate, que incluye nuevos dominios como el espacio y la EW (Guerra Electrónica)”, dijo el General Joseph Martin, Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército, en un evento en un think tank llamado ” Foundation for Defense of Democracies”.

El concepto, que se viene desarrollando desde hace varios años, está haciendo rápidos avances tecnológicos que van mucho más allá de lo que se podía haber previsto anteriormente. Martin explicó el MDO como una nueva versión del conocido concepto de batalla AirLand de la época de la Guerra Fría, con el que se pretendía contrarrestar la antigua Unión Soviética mediante el combate integrado por aire y tierra en el continente europeo.

El MDO, explicó Martin, es mucho más matizado y complejo, y contiene gran cantidad de variables que se superponen, como la ciber protección, la red táctica del Ejército, la integración aire-mar y la conectividad espacial conjunta, entre otras cosas.

“Buscamos la capacidad de permitir a cualquier sensor y tirador tener los datos correctos en casi tiempo real, para generar capacidad de combate en masa a través de los distintos dominios”, dijo Martin.

El concepto es permitir una maniobra de combate multidominio en la que los vehículos blindados, los bombarderos furtivos, los buques de superficie e incluso los submarinos ya no sean meramente plataformas de armas sino “nodos” en una red de combate más amplia. La información en sí misma y, como dijo Martin, la capacidad de hacer llegar la información sobre el objetivo desde cualquier sensor a cualquier atacante y disminuir la latencia, forman la base conceptual y tecnológica de la guerra moderna.

“Ahora estamos tratando de ponernos al día”, dijo Martin, explicando que la modernización orientada a las grandes potencias adversarias se vio afectada por años de guerras de EE.UU. en Irak y Afganistán. “Mientras estuvimos ocupados haciendo lo que hacíamos, nuestros principales adversarios estudiaban nuestra forma de hacer la guerra. Buscaban formas de derrotar nuestros fuegos conjuntos. Crearon capacidades que llamamos A2/AD, para la negación del área de acceso, diseñadas para evitar que tengamos fuegos y maniobras conjuntas”, dijo Martin.

Martin calificó a China como la amenaza número uno, con Rusia muy cerca.

Refiriéndose a los muchos éxitos en combate de las plataformas de combate conocidas como los “Cinco Grandes” de la década de 1980, Martin destacó algunas áreas de la campaña de modernización masiva del Ejército. Este es el momento de pasar a una nueva generación de plataformas de guerra de los “Cinco Grandes”, más allá del tanque Abrams, helicóptero de combate Apache, vehículo de combate de infantería Bradley, helicóptero de propósito general Black Hawk y misil antiaéreo Patriot, y abrazar lo que Martin se refirió como treinta y cinco nuevos programas de armas prioritarias. Estas nuevas plataformas incluyen los Long Range Precision Fires, Drones, el Vehículo de Combate de Próxima Generación, el Future Vertical Lift y la emergente Red de combate.

En última instancia, Martin señaló una conocida paradoja que caracteriza a la rápida modernización militar, a saber, que tener una fuerza militar letal masiva, de alta tecnología y de dominio múltiple puede detener la guerra antes de que ocurra, y mantener la paz.

“Hemos desarrollado conceptos de operaciones multidominio. Hemos identificado las lagunas, que ahora entendemos mucho mejor. No se trata sólo de crisis y conflictos, sino de competencia antes del conflicto, cuando se puede disuadir a los adversarios”, dijo.

Fte. The National Interest

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.