NFI explora el futuro de la logística con la dinámica robot-hombre

Integrar la automatización y los avances tecnológicos en la logística parecería, en cuanto al empleo, una tarea bastante problemática. Sin embargo, la logística es un juego de números en el que la escala y la optimización son fundamentales. Por ello, los gigantes de la industria están avanzando hacia la automatización como prioridad.

La búsqueda de la mejor operación de la cadena de suministro está ligada desde hace tiempo al crecimiento tecnológico que abarca múltiples avances como la IA, el blockchain, la robótica, etc. Algunas grandes empresas se han asociado con fabricantes de robots en un esfuerzo por ayudar y facilitar un mejor flujo de mercancías y logística.

El reciente acuerdo de NFI, el principal proveedor de logística de terceros, con Boston Dynamics es uno de esos notables.

Boston Dynamics es bien conocida por su línea de robots, entre los que se encuentran Spot Atlas y Stretch. Stretch se desarrolló el año pasado con un objetivo claramente definido: la configuración de almacenes/logística. El primer acuerdo del robot comercial se hizo en enero con el gigante de la logística DHL. Y ahora NFI se ha comprometido a un acuerdo de 10 millones de dólares para llevar a Stretch a sus almacenes de Estados Unidos.

Los robots de la cadena de suministro necesitan poca o ninguna intervención humana, lo que favorece la actual crisis de mano de obra en la cadena de suministro. La inversión de NFI no sólo se inscribe en el cambio del sector, sino que pretende contribuir significativamente a ese cambio mediante la experimentación con robots.

Stretch se encargará de las tareas de carga y descarga en las fábricas. Además, en las temporadas altas, el sistema ayudará a mantener el ritmo de la creciente demanda, garantizando al mismo tiempo unas operaciones seguras y eficientes.

En palabras del CEO de Boston Dynamics, Robert Playter, «hemos diseñado Stretch para automatizar el movimiento de cajas, una tarea operativa y físicamente difícil en todos los almacenes.»

«La demanda de mercancías sigue aumentando, y los robots como Stretch pueden ayudar a NFI a aliviar algunos de los desafíos asociados con esa creciente demanda. Stretch hace que la descarga de camiones sea una tarea más segura y eficiente, y NFI puede trasladar esa eficiencia a sus clientes», añadió.

Según el plan de NFI, la integración de Stretch comenzará en 2023 en una instalación de Savannah, Georgia. El resto de la distribución se producirá durante los años siguientes. Gap y H&M también han manifestado su interés por llevar los robots a sus almacenes.

Fte. Industry Taps into News