Los paracaidistas del Ejército americano prueban un nuevo porta-cargas

Por primera vez desde sus inicios, las fuerzas aerotransportadas del US Army emplearán  en marcha un nuevo sistema de porta-carga adaptado a los requisitos especiales del paracaidista.

«El Airborne Tactical Assault Panel (ABN-TAP) se ha desarrollado con el paracaidista en la mente, para proporcionarle mayor comodidad, movilidad y seguridad durante las operaciones aerotransportadas», según Rich Landry, del U.S. Army Soldier Systems Center laboratories in Natick, Massachusetts.

Las tropas aerotransportadas se quejan de que los porta-cargas en servicio tienen algunos inconvenientes, ya que se colocan debajo del arnés del paracaídas T-11, lo que no permite el ajuste correcto del paracaídas, a la vez que fuerza la anilla de activación del de reserva, de forma que su acceso es difícil para el paracaidista.

El ABN-TAP, sin embargo, permite a los soldados ajustar la carga de combate bajo el arnés del paracaídas, y por debajo del de emergencia.

El diseño de ABN-TAP viene del viejo Load Bearing System (LBE) usado con los paracaídas T-10 y del MC1-1 durante décadas.

Poco después de que comenzara la Guerra Global contra el Terror, los Ejércitos  de EEUU se apresuraron a modernizar el equipo en servicio, para hacer frente a las necesidades del combate moderno y permitir el uso permanente del chaleco de protección personal,  según Mike Tracy, segundo jefe de la división de pruebas de ABNSOTD.

«Debido a la gran aceptación del chaleco por parte de las tropas, la tarea de proporcionar al paracaidista un diseño moderno de porta-cargas, compatible con los sistemas actuales del paracaídas fue desafiador por decir lo menos,» Tracy dijo.

El ABN-TAP sortea este inconveniente, proporcionando nuevas y viejas capacidades al paracaidista.

Tracy explicó que el ABN-TAP permite no sólo llevar el aparejo bajo el arnés del paracaídas principal y del de reserva, sino que puede ser ajustado rápidamente para servir como trinchas porta-cargas después del aterrizaje.

«Las tropas consideran que este es el diseño más eficiente bajo las condiciones operativas actuales», dijo Tracy.

«Durante las pruebas operativas se recopilaron datos que realmente han permitido al Ejército evaluar la idoneidad y seguridad del ABN-TAP cuando se usa durante las operaciones aerotransportadas y las misiones posteriores», dijo Tracy.

Antes de las pruebas, los soldados participaron en un New Equipment Training (NET), que incluyó la familiarización con el sistema, montaje y colocación adecuada del ABN-TAP con el sistema de paracaídas T-11. Después del NET, los soldados realizaron saltos de paracaídas reales de un avión C-17 a 1.250 pies de altura sobre la zona de caída Sicily Drop Zone.

Los soldados más veteranos fueron optimistas sobre los procedimientos de colocación propuestos. «Después de haber saltado anteriormente con el sistema LBE, este método de ajuste parece una solución fácil a un problema complejo», dijo Leon Price, oficial de pruebas de ABNSOTD.

«Cuando soldados y mandos se involucran en pruebas operativas, tienen la oportunidad de usar, trabajar y sugerir sus propias propuestas sobre partes del equipo que pueden afectar el desarrollo de sistemas que los futuros soldados usarán en combate», dijo Col Brad Mock, el director de todas las pruebas del Ejército en el aire.

Tras la finalización de las pruebas, el ABN-TAP, es posible que se envíe a las Fuerzas Aerotransportadas del US Army desplegadas por todo el mundo, lo que sería el inicio en la modernización de las cargas de combate de miles de paracaidistas.

Fte.:  US Army

Acerca de Redacción El Radar 2483 Articles
Equipo de Redacción