Los mercados africanos de petróleo de China y sus necesidades de crudo

petroleo china africaEn un intento por posicionarse como actores internacionales en el mercado mundial del petróleo y el gas, las empresas petroleras nacionales de China están invirtiendo fuertemente en la exploración y producción de suministros de petróleo y gas en África. África es la segunda región más grande en el suministro de petróleo y gas a China, después de Oriente Medio, de donde proviene más del 25% del total de su petróleo y gas importado.

Hay tres actores clave que se reparten, casi por igual el gasto previsto de 15.000 millones de dólares estadounidenses al desarrollo y la producción del sector petrolero africano: La Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), la Corporación Química y de Petróleo de China (SINOPEC) y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNOOC).

Se espera que la inversión conjunta sea la cuarta más grande durante el período 2019-2023, después de BP Plc, Royal Dutch Shell Plc y ENI SpA. Esta inversión en petróleo y gas africano es mayor que los 10.000 millones de dólares que la República Popular China está invirtiendo en Sudamérica y es más del doble de la inversión estimada en Norteamérica. Coa Chai, un experto de GlobalData, dijo: “Alrededor de dos tercios del gasto está en Nigeria, Angola, Uganda y Mozambique.

SINOPEC y CNOOC están bien establecidos en Nigeria y Angola, mientras que CNPC tiene una participación en el proyecto Rovuma LNG en Mozambique”. También añadió: “El aumento de la demanda interna de energía ha llevado a China a diversificar sus importaciones de recursos naturales y la presencia de China ha aumentado significativamente en casi 20 países africanos”.

Uno de los principales socios comerciales de China es el mayor productor de petróleo de África, a saber, Nigeria. Nigeria bombea actualmente dos millones de barriles de petróleo al día y se propone producir tres millones a fines de 2023. Como la producción interna de petróleo de China sigue disminuyendo, los expertos predicen que hasta el 80% del petróleo crudo será importado en los próximos 15 años.

Ha habido varias inversiones notables de CNOOC, incluida la adquisición de una participación mayoritaria en un proyecto de exploración de petróleo y gas de la empresa australiana FAR Ltd., que está perforando frente a la costa de Guinea-Bissau (África occidental). Un portavoz de FAR Ltd. dijo que CNOOC obtendría una participación del 55,6% en las licencias Sinapa y Esperança de la empresa sueca Svenska Petroleum Exploration AB.

El productor de petróleo chino puede optar por convertirse en el operador de la empresa conjunta después de la finalización de una próxima campaña de perforación en alta mar. La participación de CNOOC se convertirá en una participación del 50% en caso de descubrimientos exitosos. En Nigeria, la inversión y la participación de CNOOC se remontan a 2005 y la empresa es ahora la mayor entidad china de inversión en Nigeria. En 2006, CNOOC gastó 2.300 millones de dólares para adquirir una participación del 45% en la licencia de aguas profundas de la empresa nigeriana OML 130, que está situada en uno de los yacimientos de petróleo y gas más prolíficos del planeta y que contiene los depósitos de Akpo (descubierto en 2000) y Aegina (descubierto en 2003).

La Corporación Nacional de Petróleo de Nigeria (NNPC) ha hecho público su apoyo a las inversiones chinas en Nigeria, a pesar de que la región ha tenido considerables problemas con las poblaciones involucradas. Entre esos problemas figuran brotes esporádicos de violencia: algunos jóvenes han tomado medidas, entre ellas el robo, como forma de exigir el acceso a la riqueza petrolera del país. También ha habido una cuestionable falta de transparencia por parte de la NNPC, que aparentemente no ha podido demostrar sus ingresos de miles de millones de dólares en los últimos años.

Mientras trata de satisfacer la creciente demanda interna de combustible, Aliko Dangote, el magnate empresarial africano y nigeriano más rico, está construyendo la que será la mayor refinería de petróleo de África en la antigua capital Lagos. Se prevé que el megaproyecto de 9.000 millones de dólares esté terminado a finales de 2020, con lo que se duplicará la capacidad de refinado de Nigeria y el país podrá convertirse en exportador de productos refinados.

Como mayor productor de petróleo y gas de China en términos de eficiencia y potencia desarrollada, la CNPC ha firmado recientemente un contrato con el gobierno de Benin (África occidental) para construir y operar un oleoducto de petróleo crudo en la región. Se extenderá a lo largo de 1.980 kilómetros desde el campo petrolífero de Agadem en Níger hasta el puerto de la Terminal de Seme en Benin. Se trata de la mayor inversión en un oleoducto transnacional que la CNPC haya realizado nunca en África y tiene por objeto permitir el transporte de crudo desde el Níger hasta los mercados internacionales, así como promover el desarrollo social y económico de Benin.

Además de estas grandes empresas que invierten fuertemente en la industria del petróleo y el gas, China también está contribuyendo al crecimiento de la infraestructura africana como una forma de tener un gran impacto económico y social. Un empresario destacado es Wilson Wu, un ingeniero eléctrico, que ahora gestiona la zona de libre comercio del Estado de Ogun, Nigeria: un proyecto público-privado en el que el gobierno local proporciona el terreno y las empresas chinas el capital. Se dice que Wu es uno de los cerca de un millón de ciudadanos chinos que se han aventurado en África en los últimos veinte años para buscar su fortuna.

La necesidad diaria de oro negro

petroleo china africaCabe señalar que la República Popular China ha aumentado su participación en el mercado del petróleo en un 20% para aprovechar sus bajos precios. De hecho, según un anuncio del Ministerio de Comercio de China, en una situación de disminución de la demanda y de señales de aumento de la oferta, el mayor comprador de petróleo del mundo ha aumentado la parte correspondiente al uso del petróleo crudo en el extranjero por entidades no estatales para 2021 en más del 20% en comparación con 2020.

El aumento del contingente de importación equivale a unos 823.000 barriles por día, cifra ligeramente inferior a la cantidad bombeada por Argelia, que es miembro de la OPEP. Entre las empresas que utilizarán petróleo figuran refinerías de propiedad privada, conocidas como “teteras”, que en los últimos años han adquirido cada vez más importancia en el mercado mundial del petróleo. Esas empresas llevan muchos meses explotando sus instalaciones con una tasa superior a la de 2019, mientras que sus homólogas de Estados Unidos y Europa se están quedando atrás.

El aumento muestra que las compras de petróleo por parte de China serán aún mayores en un momento en que la demanda mundial se enfrenta a nuevos vientos contrarios procedentes de nuevas restricciones y bloqueos, mientras que las infecciones por Covid-19 se están propagando de nuevo en Europa y Estados Unidos.

El deterioro de las perspectivas de la demanda, junto con una nueva oferta en Libia, ha pesado sobre los precios de referencia, lo que ha hecho que el West Texas Intermediate baje un 6% el 26 de octubre de 2020. A las 7:29 a.m. hora local de Nueva York, el precio del crudo fue un 2.4% más bajo, a 34.93 dólares por barril.

Detrás del empuje de las importaciones está la ambiciosa expansión de la capacidad de China. La flamante mega refinería del país, Zhejiang Petrochemical, ha puesto en marcha una de sus nuevas unidades de destilación de crudo de 200.000 barriles/día el 1 de noviembre. Otra refinería china independiente, el Grupo Petroquímico de Shenghong, está trabajando en la construcción de la mayor unidad de crudo del país, que se espera que entre en funcionamiento a finales de 2021.

Los comerciantes de petróleo han estado comprando cargamentos desde principios de octubre de 2020 y enviándolos a China, con la esperanza de aprovechar el aumento previsto de la demanda a finales de año, cuando las refinerías independientes obtengan las licencias de importación para 2021.

Según una declaración del Ministerio, China ha fijado las cuotas de importación de petróleo crudo para las empresas no estatales en 243 millones de toneladas. Según los datos recogidos por Bloomberg, esto equivale a 4,9 millones de barriles por día. China ha mantenido su cuota anual sin cambios en 202 millones de toneladas para este año, después de un extraordinario aumento de más de un millón de barriles de petróleo por día para 2019 en comparación con el año anterior.

Fte. Modern Diplomacy

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.