Los avances de la Realidad Táctica Aumentada (TAR)

Una nueva tecnología llamada “Realidad Táctica Aumentada ” o TAR (siglas inglesas), sirve al soldado para localizar con precisión su posición y la ubicación de amigos y enemigos, incluso le permite ver en la oscuridad mediante un dispositivo de visualización heads-up que parece una gafa de visión nocturna, de modo que la tecnología TAR reemplaza a la gafa y al GPS, a la vez que le proporciona nuevas funcionalidades.

Actualmente, los soldados usan un sistema GPS portátil que da su posición, pero sólo si su dispositivo está geo-registrado con su ubicación. El geo-registro es la alineación de una imagen observada con una imagen geodésicamente calibrada de referencia. Pero el TAR hace el geo-registro automáticamente.

Con el TAR, los soldados no tienen que mirar hacia abajo a su dispositivo GPS. De hecho, ya no lo necesitan porque con el TAR, la imagen está en un ocular montado en su casco de la misma manera que la gafa de visión nocturna, de modo que lo que verán será el terreno frente a ellos, superpuesto con un mapa. El TAR está diseñado para su uso día/noche.

Además, el ocular está conectado de forma inalámbrica a una tableta que el soldad0 porta en su cintura y que a su vez, está conectada de forma inalámbrica a un visor térmico montado en su fusil, de modo que, si un soldado apunta su arma, la imagen del objetivo, además de otros detalles como la distancia, se pueden ver a través del ocular.

El ocular tiene también una pantalla dividida que, por ejemplo, si se apunta el rifle hacia atrás mientras el soldado mira hacia adelante, la imagen muestra ambas vistas. Por otra parte, el soldado podría levantar el rifle sobre una pared y observar a través de la pantalla heads-up sin exponerse.

Por último, el sistema inalámbrico de TAR permite a un soldado compartir sus imágenes con otros miembros de su pelotón, ya que la tableta permite introducir la información necesaria o compartir su propia información con otros miembros de su equipo.

David Fellowes, ingeniero electrónico de CERDEC, dijo que el avance tecnológico clave fue miniaturizar la imagen para encajarla en un pequeño ocular de una pulgada por una pulgada.

La tecnología comercial actual comprime las imágenes en tamaños lo suficientemente pequeños como para caber en las ventanas de teléfonos celulares, pero conseguir una imagen de alta definición en un ocular muy pequeño era un desafío que no podía satisfacerse con hardware comercial.

Desde alrededor de 2008, CERDEC (Laboratorio de Investigación del Ejército USA) y la industria han estado trabajando sobre esta miniaturización.

Para el 2010, la imagen estaba lo suficientemente comprimida para ser mostrada en blanco y negro, así como una versión monocromática verdosa, y actualmente, estos sistemas ya han sido enviados a ciertas unidades.

En la actualidad, CERDEC está trabajando en la producción de versiones más avanzadas que son a todo color y tienen una pantalla de brillo que incluso se puede ver a la luz del día. Las versiones monocromáticas actuales también son lo suficientemente brillantes como para ser vistas a la luz del día.

Fellowes, portavoz de CERDEC,  dijo que no está seguro de cuándo serán fabricados y probados en operaciones, pero durante las pruebas de los usuarios, los soldados expresaron su profundo aprecio por la nitidez y el contraste de la imagen.

Agregó que los TAR proporcionarán a los soldados un nivel mucho más alto de conciencia de la situación de lo que actualmente tienen y dijo que espera que los dispositivos salvarán vidas y contribuirán al éxito de la misión.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.