López Campos (Indra) en secuDrone: “Entendamos las limitaciones para saber en qué tenemos que evolucionar”

La primera jornada del IV Congreso secuDrone ha cerrado con valiosas ponencias sobre dron y antidrone a cargo de las principales empresas nacionales del sector y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En esta ocasión, ha contado además con una ronda de demostraciones en la que se han probado y exhibido sistemas de inhibición portátil, un sistema de detección y neutralización antidrone, junto con distintos modelos de drones, tanto autónomos como cautivos.

Ana Moreira.

Juan López Campos, Responsable de Sistemas C-UAS de Indra, ha abierto el turno de presentaciones con una exposición sobre resiliencia en materia de Counter UAS. Se ha centrado en la relevancia de llevar a cabo evaluaciones concienzudas para cada cliente y escenario. El objetivo es detectar las amenazas más significativas y sus posibles soluciones. En su opinión, resulta clave analizar correctamente los riesgos y la adecuación de las contramedidas, particularmente en los entornos civiles, e ir adaptando los sistemas en función de los peligros potenciales para cada contexto.

Por otro lado, se ha mostrado a favor de integrar distintos tipos de sistemas, como los móviles o los perimetrales, y de que estos puedan comunicarse entre sí y teleoperar: “Necesitamos múltiples tecnologías y múltiples sensores”. Asimismo, ha advertido de la necesidad de mejorar la capacidad de actuación a tiempo real y de la complejidad de enfrentar ciertas amenazas, especialmente en los casos en los que hay dinero involucrado. Ha explicado que, cuando los criminales pueden obtener beneficios significativos, es posible que nos encontremos con tecnologías que ya no son las comerciales, como los drones do-it-yourself, y que por tanto tampoco sirvan ya las soluciones comerciales. Además de los daños económicos o humanos, podríamos estar enfrentándonos a otros menos evidentes como los reputacionales.

Pedro Rolandi, Director General de Target Tecnología, se ha ocupado de presentar algunas propuestas de drones autónomos y cautivos para la seguridad en instalaciones. La compañía cuenta con los sistemas SAMS, SAMS-T y SAMS-T MINI. Ha enfatizado la portabilidad como una de las principales ventajas, ya que es posible llevarlos en vehículos en movimiento y realizar aterrizajes sin necesidad de detenerse. Ha señalado posibles aplicaciones en áreas de gobierno y defensa, primeros auxilios o infraestructuras, tales como la vigilancia de fronteras, la gestión de desastres o para la seguridad de instalaciones.

Por su parte, Juan Antonio Villares, Director de System Drone España, ha hablado de sus soluciones antidrone, orientadas a la detección y seguimiento automático de los objetivos. Este sistema almacena datos para la elaboración de informes e incluye cámaras axis que permiten hasta un kilómetro de visión. Cuenta además con elementos de neutralización en forma de instalaciones fijas o bien jammers portables tipo rifle. No obstante, ha aclarado que una vez se tiene constancia de una amenaza dron, es el cliente el que marca los protocolos de actuación. Ha asegurado que “el futuro es identificar, neutralizar y proteger el espacio aéreo”, por lo que se ha mostrado partidario de llevar a cabo actualizaciones constantes y participar en la elaboración de librerías de drones maliciosos.

David Navarro, del Área de Seguridad Aeroportuaria del Servicio de Costas y Fronteras de la Guardia Civil, ha detallado los sistemas que manejan y se ha referido al cambio normativo. También ha alabado la labor de los equipos PEGASO, que cuentan en la actualidad con 171 agentes y se especializan en el control de la aviación ligera. Entre sus funciones está la concienciación de los usuarios de drones, el control de la aplicación de las normas, la localización de pistas ilegales o la investigación policial de incidentes.

Con respecto a las zonas aeroportuarias, ha explicado que, “cada vez que hay un avistamiento, a la Guardia Civil le corresponde la actuación automática”. Para lograr esas detecciones, el sistema que ha conseguido mejores resultados en los aeropuertos es el radar. En ese sentido, ha subrayado el interés de las pruebas realizadas en las pistas de Asturias con la intención de someter a examen diversos sistemas antidrone y asegurarse, por ejemplo, de que no interfieran con las radioayudas aeronáuticas.

A continuación, en la pista de atletismo del Colegio de Guardias Jóvenes tuvieron lugar las demostraciones del funcionamiento de diversos drones y sistemas antidron. Antonio Sousa, Director de Sousa Consultores, se encargó de presentar a cada una de las cuatro empresas que participaron en este acto, en el que se trackearon los diversos vuelos mediante radares pasivos para un estudio de un equipo de investigación de la Universidad de Alcalá. Se exhibieron varios sistemas de inhibición portátil de la marca Inetum, un sistema de detección y neutralización antidrone a cargo de System Drone España, el modelo de dron cautivo de Target Tecnología y varios modelos de DJI a los que se acoplaron cámaras y altavoces.

Rubén Marín, Account Manager de Rohde & Schwarz, ha arrancado con las exposiciones de la tarde planteando soluciones en radiofrecuencia para sistemas antidrone. Ha desgranado una serie de propuestas que pasan por la detección e identificación, que añaden herramientas de localización y que llegan a ofrecer contramedidas en función del tipo de enlace de los drones. Asimismo, quiso puntualizar la variabilidad del rango de detección en función de las condiciones del entorno: “No es lo mismo que quiera poner un sistema en el campo o en la ciudad”. Por último, ha aludido a un reto común de cara al futuro: cómo distinguir del resto de dispositivos a los drones que trabajen con señales 5G.

El inspector Ángel Siles, Jefe de sección de Estudios, Seguridad y Protección Aérea de la Policía Nacional, ha hablado de los sistemas contra UAS integrados en los servicios operativos de este cuerpo. Según ha asegurado, serían herramientas atractivas para el Cuerpo Nacional de Policía aquellas que permitan reaccionar de la manera más rápida posible y atiendan a las singularidades de los entornos urbanos y altamente poblados en los que actúan. Otras de sus inquietudes tienen que ver con el desarrollo indiscriminado de los incidentes con drones “en un espacio libre de barreras físicas” y con el U-Space, al que considera “un reto de cara a la seguridad” para el que “trataremos de estar preparados”.

Finalmente, el Jefe de Sección de GMV Aerospace and Defense, Eugenio Sillero Herrero, puso el broche a la primera jornada con una ponencia en la que ha promovido la aplicación de la inteligencia artificial para lograr una respuesta autónoma por parte de los drones en casos de emergencia. El propósito es garantizar la seguridad, causar el menor impacto posible y definir un comportamiento predecible aún en contextos anómalos. A nivel tecnológico, ha enfatizado que “el valor no está en el algoritmo, sino en los datos”. Unos datos que deben escogerse conforme a su relevancia y a partir de “entender muy bien las necesidades operativas del cliente”, ya que los drones no pueden contar con computadoras ni muy caras ni muy pesadas.

Más cobertura de secuDrone IV

Belda en secuDrone: “Hay necesidad de seguir desarrollando nuevas herramientas antidrone”

Manuel Izquierdo (CETSE) presenta la segunda fase del Sistema Global Contra Drones

Galería fotográfica de secuDrone IV