Lanzamiento de bombas y misiles desde aviones de carga

municiones paletizadas desde un C-17Mediante un contrato con Lockheed Martin, el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (AFRL) ha dado un paso más, en su intento de desarrollar rápidamente la capacidad de lanzamiento de bombas y misiles de crucero, para complementar la cada vez más reducida flota de bombarderos de largo alcance.

El contrato por un valor de 25 millones de dólares en 18 meses, y anunciado el 19 de octubre, representa la cuarta fase de la AFRL Palletized Munitions Experimentation Campaign, que se basa en una serie de experimentos con municiones paletizadas, empleando aviones de carga MC-130J y C-17.

Un pallet de carga y descarga roll-on/roll-off de Lockheed Martin puede llevar hasta 32 misiles AGM-158B JASSM-ER (Joint-Air-to-Surface Standoff Missile-Extended Range) en un C-17, dijo a los periodistas Scott Calloway, director de programa de Misiles y Control de Fuego de Lockheed Martin.

Se trata de un programa experimental, una opción para aportar “masa a la lucha” y para que la Air Force refuerce su capacidad de fuegos a largo alcance.

“Este nuevo contrato que nos acaban de adjudicar nos pone en el camino de una demostración del JASSM paletizado en un avión de carga el año que viene”, dijo Calloway. “Trabajamos con la Fuerza Aérea para conseguir la carga óptima, la carga óptima de extracción”, dijo. “Pero es en gran parte una función del sistema de despliegue de lanzamiento aéreo, del misil de se trate y del alcance de la aeronave que esté volando”.

El sistema de munición en paletas se empleó durante la segunda demostración del ABMS ” On-Ramp” el 3 de septiembre. La información de los objetivos se transfirió “a una aeronave del Air Force Special Operations Command a través de los sistemas de comunicación Beyond Line of Sight y se inició el lanzamiento simulado de un falso misil paletizado JASSM (Joint Air-to-Surface Standoff Missile)”, según un comunicado de prensa de la AFRL.

El ABMS es el programa de desarrollo tecnológico de la Fuerza Aérea diseñado para apoyar la creación de una red de Mando y Control Conjunto en todos los dominios (Joint All-Domain Command and Control – JADC2) para permitir dirigir la guerra futura centrada en la información en los dominios aéreo, terrestre, marítimo, espacial y ciberespacial.

Los lectores de Breaking D quizás recuerden que, en mayo, el entonces Mayor General Clint Hinote dijo que la Fuerza Aérea quiere equipar a los aviones de carga con armas semi-autónomas stand-off para fuegos de largo alcance para las operaciones de todos los dominios.

Hinote explicó que para que el concepto de aviones de carga que transportan municiones funcione realmente, sería necesario que hubiera una red JADC2 para averiguar la disponibilidad de los aviones para esta misión secundaria y para clasificar qué misiones tendrían prioridad, dónde y cuándo.

El AFRL ha estado explorando además nuevos tipos de municiones stand-off que podrían tener sentido para su despliegue en aviones de carga. El experimento del AFRL del 28 de enero con el MC-130J en el Dugway Proving Ground incluyó lanzamientos simulados de Cargo Launch Expendable Air Vehicles with Extended Range (CLEAVERs), que el AFRL ha diseñado como potenciales “armas de largo alcance y alta precisión para destruir objetivos móviles y no móviles”.

“El proyecto CLEAVER comenzó como un programa de la Fuerza Aérea, en el que estaban llevando a cabo un desarrollo interno de sistemas para ser desplegados por aviones de transporte”, dijo Calloway. “Eso se convirtió en este concepto de Pallitized Munitions. Estamos trabajando con la Fuerza Aérea en una serie de programas de uso, análisis y reducción de riesgos que han llevado a la más reciente adjudicación de un contrato”.

Fte. Breaking Defense

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.