La US Air Force estudia la Guerra Electrónica de la Siguiente Generación

Avión de guerra electrónica EC-130H Compass Call

La Fuerza Aérea ha iniciado el estudio de un concepto de operaciones, que explore cómo mejorar el dominio del espectro de la guerra electrónica.  “Hemos puesto en marcha nuestro “Enterprise Capability Collaboration Team”, lo que llamamos ECCT”, dijo el general Stephen Wilson, 2º Jefe Estado Mayor de la Fuerza Aérea en el Pentágono.

Wilson dijo que el primer ECCT se centró en el estudio de la Air Superiority 2030; el segundo, en el multidominio de mando y control. “En el tercero nos enfocaremos en la guerra electrónica”, dijo el general.

Los equipos ECCT se enfocan en soluciones materiales y no materiales, aprovechando las tecnologías y la experimentación, como medio para identificar y llenar vacíos en las capacidades de combate futuras.

La noticia del último estudio llega en un momento en que la Fuerza Aérea quiere reforzar sus plataformas de ataque y guerra electrónica.

En septiembre, la Fuerza Aérea adjudicó un contrato a L3 para el programa de reubicación del sistema Compass Call para integrarlo en otra aeronave que sustituya a la flota EC-130H que se ha quedado obsoleta.

“Tras su análisis y de compartirlo con la oficina del programa, L3 ha decidido utilizar el avión Gulfstream 550 Airborne Early Warning (AEW) como nueva plataforma”, dijo la portavoz Ann Stefanek en un comunicado. “Esta nueva plataforma de Compass Call se conoce como EC-X”, dijo.

El EC-X reemplazará a la flota de C-130 modificada de la Fuerza Aérea fabricada por Lockheed Martin Corp., que transporta equipos electrónicos de interferencia diseñados para interferir las comunicaciones de mando y control enemigas.

L-3 Communications, ahora L3 Technologies, actúa como contratista único para la integración y mantenimiento de nivel “depot” (4º escalón), mientras que BAE Systems asegura el sistema de misión.

Pero, incluso con mejor hardware a bordo, ¿sobrevivirá el nuevo EC-X en un entorno controvertido? Wilson dijo que la Fuerza Aérea está “ampliando ese examen”, en la búsqueda de una plataforma futura, pero no especificó cómo.

“A medida que miramos hacia el futuro, adónde se dirige el futuro conflicto … debemos buscar capacidades que funcionen en” los entornos no disputados, disputados y altamente disputados”, dijo Wilson.

Es el desafío al que se enfrenta la Fuerza Aérea, durante el desarrollo de nuevos programas de forma rápida, para mantenerse a la vanguardia de las amenazas, al mismo tiempo que se presta la máxima atención al desarrollo del programa.

Fte.: Defense Tech