La paradoja cibernética: la confianza en las nuevas tecnologías puede llegar a ser una debilidad

Si bien la conexión a todos los niveles y el trabajo en red han aumentado la conciencia situacional en las unidades, la negación de esas facilidades puede crear el caos.

El advenimiento de la guerra cibernética, con los riegos que supone para los sistemas en red, ha llevado a los mandos militares a la planificación y adiestramiento de operaciones sin ellos, para el caso de que un adversario niegue su uso.

“Buscamos segmentarnos y protegernos en profundidad de manera que queden involucrados; personas, procesos y tecnología “, dijo la Contraalmirante Danelle Barrett, Directora de la División de Seguridad Cibernética de la Armada: “No es solo cuestión de tecnología … Primero, hay que enfocarse en el liderazgo; ¿Cómo comprende un mando qué hacer si le faltan estas tecnologías, cuál su plan?

Barrett hizo observar que la Armada está tratando de educar a los comandantes, para que piensen en la forma de actuar, en caso de que sus adversarios les nieguen el acceso a redes o infraestructura.

“No estoy hablando de un par de horas de corte de energía, estoy hablando de algo del nivel de lo ocurrido en Puerto Rico”. ¿Qué pasaría si hubiera que permanecer así durante un mes, cómo ejecutar la misión en esas condiciones? “, dijo. Los comandantes, agregó, deben comprender que eso es posible, y que tienen que tener listo un plan para ejecutar.

¿Cómo puede la Armada combatir en esas condiciones, dijo como un mantra?

“Hay que entender cuáles son las misiones en las que no se puede fracasar y no me refiero a las misiones cibernéticas, sino a las misiones militares, como podrían ser defensa contra misiles balísticos, humanitarias, ayuda en desastres, etc.”, dijo. “¿Cuál es el campo cibernético crítico en apoyo a esas misiones en las que no se puede fallar? Eso incluye los sistemas de control e ICS (Integrated Communications System)”

“Los comandantes puede que piensen que no dispondrían de su red durante un par de horas o que dispondrían de partes de ella”, dijo Barrett a Fifth Domain. “Pero el mensaje que intento transmitir es que, es posible que no dispongan de nada y que puede ser durante más tiempo del que esperaban originalmente … Si no ha realizado el proceso de qué hacer si eso sucede, y piensa en Puerto Rico sin energía durante un mes, piense. Eso no fue cosa del adversario, pero ¿y si lo fuera y qué hacer al respecto?

Si bien algunas de las respuestas pueden no ser las ideales, al menos dispondrán de un plan y estarán preparados para ejecutar su misión si se les deniegan las condiciones normales. “La garantía de la misión es la clave”, dijo.

Esto es cierto tanto en el sector militar como en el privado. Mientras los adversarios intentan bloquear y bloquear las señales de EE. UU., los militares intentan desarrollar sistemas redundantes en entornos denegados o degradados en el ciberespacio o en el GPS.

Famoso fue el caso de Sony que fue atacada por un ciberataque masivo en 2014, atribuido a Corea del Norte. Este ataque, causó daños físicos a su infraestructura informática, haciendo que los empleados se vieron obligados a trabajar con papel y lápiz nuevamente.

Más próximo es el caso de la Academia Naval, que ha vuelto al adiestramiento de la navegación celestial, haciendo de nuevo uso de los sextantes.

“Ese es un ejemplo perfecto”, dijo Barrett. “Han recuperado la navegación por las estrellas como un requisito para el adiestramiento de las unidades ROTC y la Academia Naval, con objeto de garantizar el cumplimiento de la misión.

La esperanza es que los comandantes incorporen este tipo de contingencias en sus planes de operaciones.

Fte.: Fifth Domain