La OTAN vigila de cerca la actividad marítima rusa con tecnologías avanzadas

El Mando Marítimo Aliado de la OTAN está adoptando «medidas decisivas» que consisten en «reforzar significativamente» las patrullas marítimas y también los vuelos de vigilancia, con tecnologías avanzadas, para controlar las actividades navales de Rusia.

La OTAN combina tecnologías avanzadas y redes para vigilar la actividad marítima de Rusia. (Foto: OTAN).

La guerra entre Rusia y Ucrania está, como no podía ser de otra manera, en el punto de mira de la OTAN. De hecho, sus Agrupaciones Navales Permanentes vigilan constantemente los despliegues y maniobras que efectúan las tropas rusas… ya sean por tierra, mar o aire.

Esta vigilancia «proactiva» se central principalmente en zonas cercanas a infraestructuras marítimas críticas, «que son especialmente vulnerables a las amenazas híbridas», según explican desde la Alianza Atlántica.

Y por ello, se están adoptando «medidas decisivas» que consisten en «reforzar significativamente» las patrullas marítimas y también los vuelos de vigilancia. Se trata de una vigilancia permanente que está en línea con el enfoque de 360 grados de la OTAN en materia de disuasión y defensa.

Este ‘Enfoque 360’ forma parte del Concepto Estratégico 2022, en el que se reafirmaba que el propósito fundamental de la OTAN «es garantizar la defensa colectiva de sus miembros, basándose en un planteamiento de 360 grados, esbozando tres tareas básicas: disuasión y defensa, prevención y gestión de crisis, y seguridad cooperativa».

Tecnologías que emplea la OTAN para vigilar a Rusia

Sobre la base de este concepto estratégico, el Mando Marítimo Aliado «sigue trabajando con los aliados y socios para vigilar de cerca la actividad naval rusa», señalan desde la organización.

Y lo hacen empleando una «combinación de tecnologías avanzadas y redes», entre las que se encuentran, como «facilitadores clave», para tener conocimiento de la situación en todo momento, los sistemas satelitales.

Con ellos, la OTAN monitoriza el tráfico marítimo mundial, mientras que los aviones de reconocimiento y los drones (equipados con sensores y cámaras) realizan misiones de vigilancia aérea para una identificación más precisa.

Desde la Alianza Atlántica precisan que las patrullas que realizan sus medios subacuáticos también contribuyen, de forma encubierta, a tener un conocimiento más preciso de toda la zona euroatlántica y les proporcionan capacidades de respuesta inmediata.

Intercambio de Inteligencia e información entre países aliados

Pero, además del empleo de tecnologías, desde la OTAN señalan, como aspecto fundamental, que «los estados miembros comparten Inteligencia e información relacionada con las actividades navales» que lleva a cabo Rusia.

«Existe una estrecha coordinación -explican- entre el Mando Marítimo Aliado (MARCOM) y los centros de operaciones marítimas de las naciones aliadas, cuyo personal -añaden- trabaja las 24 horas del día para monitorizar el entorno marítimo».

Estos centros fusionan y difunden las denominadas Imágenes Marítimas Reconocidas (RMP, por sus siglas en inglés) a toda el área marítima de interés de la OTAN, «al tiempo que supervisan las actividades marítimas militares (y no militares) de interés» para la organización.

Esta colaboración «mejora las capacidades generales de vigilancia de la OTAN y permite una comprensión completa del entorno marítimo», concluyen desde el MARCOM.

El Mando Marítimo de la OTAN ante la guerra Rusia-Ucrania

El MARCOM, con Cuartel General en Northwood (Reino Unido), es el órgano de la Alianza Atlántica que centraliza el conocimiento del entorno marítimo y desde donde se dirigen las operaciones navales aliadas, incluidas, en tiempo de paz, las misiones de las Fuerzas Navales Permanentes, a las que España se incorporó en 1990 desplegando la Fragata ‘Asturias’ de la Armada al mar del Norte. 

El de Northwood es el único cuartel general de este tipo y, desde el año 2020, y de forma más intensa desde que comenzó la guerra de Ucrania, ha estado sometido a un proceso de transformación constante para adaptar sus responsabilidades y estructuras a los nuevos desafíos de seguridad que ha planteado el conflicto.

Acerca de María Angeles Moya 146 Articles
Dircom de APTIE - EL RADAR y profesora asociada de la UC3M. Licenciada en Periodismo y DEA en Derecho Constitucional. Más de 20 años dedicada al sector de Seguridad y Defensa, 15 de ellos en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.