La hora de la unidad mundial

unidad mundialEstamos viviendo en tiempos en los que la gente está dividida. Y sin embargo, independientemente de la ideología política, hay ciertos puntos de acuerdo: la corrupción de muchos gobiernos ha alcanzado niveles sin precedentes; la ética y la integridad han cedido el paso a los negocios y a la intimidación.

Si bien no es así como la mayoría de nosotros elegimos vivir nuestras vidas, no podemos encontrar una manera de unirnos para efectuar un cambio positivo. Así pues, ¿qué podemos hacer en estos tiempos difíciles para restablecer un nivel de sensatez no sólo en nuestras estructuras políticas sino también en nuestra vida cotidiana?

La respuesta a nuestro dilema actual está dentro y no fuera de nosotros mismos. Hay una poderosa herramienta para el cambio, a disposición de cualquiera que busque soluciones positivas a problemas supuestamente insuperables; una herramienta a la que cualquiera puede acceder.

Esta herramienta es un medio innovador y efectivo para terminar con el conflicto y la violencia: Invincible Defense Technology (IDT), una tecnología basada en el cerebro que hace uso de técnicas avanzadas no religiosas de Meditación Trascendental (MT).

Investigaciones científicas comprobadas han demostrado una y otra vez que estas técnicas avanzadas, cuando se practican dos veces al día en grandes grupos, tienen el efecto de elevar la conciencia de todas las personas dentro de su campo. Elevando la conciencia de nuestros líderes, así como la de nuestra población en general, se producirán naturalmente soluciones positivas y nuestra sociedad pasará a una de unidad en lugar de división.

Podemos preguntarnos “¿cómo puede ser esto? ¿Parece demasiado simple para ser verdad?” Y sí, a veces los enfoques simples son los más efectivos. Considere:  La IDT fue usada previamente en Washington D.C. durante un período de dos meses en el verano de 1993, cuando 4.000 meditadores se reunieron para un experimento para disminuir el crimen. El resultado, como fue documentado por una junta independiente de criminólogos, fue una reducción del 24 por ciento en la violencia criminal. Esta profunda reducción del estrés social también influyó en la aprobación pública del presidente de Estados Unidos, que pasó repentinamente de una tendencia negativa a una tendencia positiva, como se había previsto (Referencia: Investigación de Indicadores Sociales, 1999, 47: 153-201).

En un estudio publicado en mayo de 2019 en Studies in Asian Social Science, 6(2), 1-45, se comprobó que la aplicación de los IDT por los estudiantes formados en las técnicas avanzadas de MT dio lugar a una disminución del 96% de la violencia sociopolítica en la Camboya asolada por la guerra, en comparación con la violencia de los tres años anteriores.

La Global Union of Scientists for Peace (GUSP) propugna el uso de los IDT como medio sencillo y eficaz en función de los costos, para reducir rápidamente las tensiones sociales que se consideran la causa subyacente del terrorismo y la guerra.

Grupos militares y civiles de América del Sur, África y partes de Asia están probando actualmente este enfoque mediante la creación de Prevention Wings of the Military, para reducir la delincuencia, sofocar la violencia, crear prosperidad, prevenir el surgimiento de enemigos y crear las condiciones para una paz duradera por medio de las IDT.

Amplias investigaciones científicas revisadas por esspecialistas han confirmado repetidamente que, cuando grandes grupos de expertos practican juntos estas técnicas avanzadas, se genera un poderoso efecto de campo que afecta a la población circundante. Esto da como resultado una disminución mensurable de las muertes en la guerra, el terrorismo y el crimen siempre que se utiliza el IDT.

¿Cuál podría ser una forma práctica de implementar la IDT? Los voluntarios (y sus familias) podrían ser entrenados en técnicas avanzadas de Meditación Trascendental a cambio de tomar parte en meditaciones de grupos grandes dos veces al día durante un período de tiempo determinado.

La gran pregunta que queda por responder es la financiación: ¿quién pagaría para que esto ocurra? Mientras que los ejércitos de todo el mundo ya han comenzado a implementar los IDT en sus propias naciones, muchos otros países aún no han emprendido este curso de acción a gran escala. Ya que el tiempo es esencial, una llamada al sector privado puede ser necesaria. En Estados Unidos el actual clima político tiene ahora mismo a multimillonarios que se presentan a la presidencia para efectuar cambios en la nación; tal vez haya otros multimillonarios en todo el mundo que estarían igualmente comprometidos a efectuar cambios financiando proyectos de IDT diseñados para unificar sus países de origen con soluciones positivas.

Para aprender más sobre cómo utilizar el IDT/TM para resolver las tensiones políticas y sociales, para aquellos que siguen siendo escépticos, recomendamos el siguiente libro: Un antídoto para la violencia: Evaluating the Evidence, de Barry Spivack y Patricia Anne Saunders que detalla en profundidad la investigación científica que apoya este enfoque.

No tenemos tiempo que perder: a medida que el coronavirus impacta en nuestros mercados internacionales y a medida que los mercados bursátiles se hunden, necesitamos encontrar soluciones inmediatas y efectivas a nuestros problemas sociales antes de que sea demasiado tarde.

Tecnología de Defensa Invencible

La Tecnología de Defensa Invencible es un enfoque práctico y probado para la paz mundial y la invencibilidad nacional, un enfoque validado por más de 50 réplicas y 23 estudios publicados en las principales revistas científicas revisadas por especialistas. Es una aplicación tecnológica directa de los descubrimientos más avanzados en los campos de la mecánica cuántica, la neurociencia y la conciencia humana. (International Center for Invincible Defense)

Fte. Geostrategic Media (Arlene J. Schar and Dr. David Leffler)

El Dr. David Leffler sirvió como Asociado del Grupo de Gestión de Proteus en el Centro de Liderazgo Estratégico de la Escuela de Guerra del Ejército de los Estados Unidos. Actualmente, es el Director Ejecutivo de CAMS.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.