Inteligencia Artificial: La Estrategia Nacional Italiana reexaminada

Inteligencia Artificial ItaliaEl aumento de la confianza en la Inteligencia Artificial (IA) y su adopción, son ingredientes necesarios para el crecimiento económico y el motor de futuras innovaciones que pueden beneficiar a la sociedad en su conjunto.

En este complejo contexto que estimula y promueve el uso y la difusión de las tecnologías de la IA, Italia también ha desarrollado su estrategia nacional de IA como parte del Plan Coordinado lanzado por la Comisión Europea en diciembre de 2018.

En el período transcurrido hasta ahora, el Gobierno italiano ha subrayado la importancia de debatir sobre el enfoque específico que el país debería adoptar para aprovechar plenamente las ventajas de la IA, mitigando al mismo tiempo los riesgos que a menudo se asocian a su uso.

Como el profesor Anis H. Bajrektarevic señala en su informe: “La inteligencia artificial es esencialmente una tecnología de doble uso, y sus poderosas repercusiones, ya sean positivas o negativas, serán cada vez más difíciles de prever, encuadrar y restringir, por no hablar de mitigar y regular” (La respuesta a la IA es el Multilateralismo intergubernamental, Nueva Europa, Bruselas, marzo de 2020).

Por lo tanto, una estrategia nacional es más esencial que nunca, porque la IA puede representar el punto de partida de una nueva frontera llena de prosperidad económica, social y cultural para Italia.

Hasta la fecha, el país se ha esforzado por mantenerse a la altura de las demás grandes economías europeas, ya sea desde el punto de vista de la producción industrial o de la competitividad de las empresas.

Para empeorar la situación, la economía italiana no parece encaminarse todavía hacia un importante desarrollo sostenible, lo que representa un problema histórico para su sociedad: la creciente pobreza y la desigualdad van de la mano de una brecha cada vez mayor entre el Norte y el Sur y una gran necesidad de inversiones en infraestructuras y políticas sociales y ambientales. En vista de ello, Italia aprovechará el desarrollo de la inteligencia artificial y de las tecnologías digitales conexas para ganar una oportunidad de oro al inaugurar una nueva “primavera” social, económica y ambiental.

El documento oficial en el que se expone la estrategia nacional, elaborado por un equipo de expertos del Ministerio de Desarrollo Económico, consta de tres partes: en la primera se presenta un panorama analítico del mercado mundial, centrándose en el marco europeo y nacional en materia de inteligencia artificial; en la segunda parte se detallan los principios fundamentales de la estrategia que han inspirado a los expertos en la formulación de las propuestas, tales como el humanismo (el ser humano en el centro), fiabilidad y sostenibilidad; en la tercera y última parte se examina la política que debe adoptarse y se exponen las propuestas para la aplicación, la supervisión y la comunicación de la estrategia italiana.

En detalle, el trabajo de los expertos ha producido 82 propuestas (también llamadas “recomendaciones”) que tienen en cuenta las peculiaridades del sistema italiano y tienden a conciliar la competitividad internacional con un desarrollo sostenible, de conformidad con las directrices europeas para una IA fiable, resiliente y antropocéntrica. Estas propuestas/recomendaciones tienen por objeto, en particular, “permitir que Italia inicie una fase de renacimiento económico, social y ambiental, caracterizada por la atención prestada a la sostenibilidad y por la transformación digital de las empresas institucionales y socioeconómicas del país”.

A continuación, un extracto de las propuestas más significativas, en opinión del autor, contenidas en el plan estratégico de la IA italiana.

Recomendación núm. 3

De acuerdo con las tendencias europeas, se afirma la primacía del ser humano sobre la tecnología de la IA, que debe entenderse como un apoyo a los humanos y no como un sustituto de ellos.

Recomendación núm. 5

La estrategia italiana se centra en la IA integrada (conocida también como “edge IA”), sistemas de inteligencia artificial que están presentes directamente en el dispositivo (integrado, en concreto). En términos más amplios, la Inteligencia Embebida es la definición de un proceso autorreferencial en el que un sistema o programa específico tiene la capacidad de analizar y perfeccionar sus operaciones por sí mismo.

Recomendación núm. 10

Promueve la institución de un órgano central para la coordinación de las iniciativas europeas y la definición de una pauta nacional para el desarrollo de las tecnologías de IA.

Recomendaciones núm. 11 a 16

Italia debe invertir en la educación digital mediante la promoción de clases actualizadas y calificadas de profesores y alumnos sobre el tema de las tecnologías digitales, la inauguración de nuevos cursos de licenciatura nacional sobre la IA y el perfeccionamiento y la recalificación de la fuerza de trabajo. Esto último permitirá a un número cada vez mayor de personas una oportunidad de trabajo en este nuevo campo tecnológico.

Recomendaciones núm. 23 y 27

Estas propuestas fomentan las campañas de información, tanto en italiano como en inglés, para que la población nacional conozca las principales características, oportunidades y riesgos que determina el uso de la IA. En apoyo de estas recomendaciones, el Gobierno creará una plataforma nacional, accesible a todos los ciudadanos, como instrumento de consulta/información permanente sobre cuestiones relativas a la IA.

Recomendación núm. 29

Italia debería adoptar la Trustworthy AI Impact Assessment (TAIA), actualmente estudiada a nivel europeo, como instrumento de evaluación de riesgos. Los “actores”, es decir, los que empleen las tecnologías de IA, deberán realizar una verdadera evaluación del riesgo identificando, en primer lugar, los riesgos derivados de su actividad y luego indicando las estrategias adoptadas para mitigar los impactos negativos.

Recomendación núm. 38

Los expertos han puesto de relieve los beneficios de la creación de un Instituto Italiano de Inteligencia Artificial (IIIA) para la investigación y la transferencia de las aplicaciones de IA a las empresas y a la Administración Pública.

Recomendaciones núm. 47 y 48

Estas recomendaciones tienen por objeto potenciar los instrumentos públicos (como los contratos de desarrollo y los acuerdos de innovación) para el apoyo a las inversiones y el fortalecimiento del apoyo público y privado al capital de riesgo.

Recomendaciones núm. 55 a 68

Se trata de un grupo de recomendaciones centradas en los datos, en la optimización de su recopilación y en su posterior gestión.

Recomendaciones núm. 69 a 75

Estas propuestas están dedicadas a la IA sostenible, en plena consonancia con las directrices europeas. El Gobierno trabajará en una reglamentación que garantice un desarrollo sostenible en apoyo del sector de la energía, las personas discapacitadas y los grupos desfavorecidos. Otro propósito digno de mención es el prestigio nacional que Italia alcanzará en la competitividad internacional en materia de IA. No es casualidad que varios países estén realizando importantes inversiones en la IA, especialmente con fines militares, lo que demuestra sin duda la fuerte voluntad de cada uno de ellos de lograr un liderazgo en el campo de la IA.

El documento termina con un anexo en el que se señalan las inversiones previstas para aplicar la estrategia de la IA. Cuenta con 888 millones para los primeros cinco años, además de otros 605 millones (121 por año) de contribuciones privadas.

“La divulgación de este ambicioso plan estratégico sugiere un uso responsable y sin precedentes de la Inteligencia Artificial, iluminando el camino para un salto hacia nuevos niveles de eficiencia y sostenibilidad para las empresas italianas” dijo Mirella Liuzzi, Subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Económico. “El objetivo, añadió, es recoger los beneficios que la IA puede aportar al país, con un enfoque que incluya la tecnología y el desarrollo sostenible y que siempre ponga al individuo y su contexto en el centro”.

Sin embargo, para poner en práctica las propuestas mencionadas y los esfuerzos generales realizados, es esencial coordinar mejor a todas las partes interesadas en la IA, distribuir la financiación de manera justa y evitar el despilfarro de dinero.

Fte. Modern Diplomacy

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.