INDRA dotará las F-110 de la Armada con sensores de última generación

F110 INDRA

Con ello eleva a más de 325 millones de euros su participación en la construcción de la fragatas. Indra firma con Navantia el acuerdo para equipar estas fragatas con sus sistemas de defensa electrónica y el radar de vigilancia de superficie en banda X por más de 150 millones de euros. Los nuevos contratos se suman al que Indra firmó el pasado año para comenzar a fabricar la antena del radar AESA multifunción en banda S. La tecnología de Indra refuerza la soberanía de la Armada Española e impulsa las capacidades tecnológicas de nuestro país.

Indra ha cerrado contratos con Navantia por más de 150 millones de euros para dotar a las cinco fragatas F110 de la Armada Española con los sensores que convertirán a este buque en uno de los más avanzados del mundo.

Estos proyectos se suman al que Indra firmó el pasado año para implantar la antena del radar de barrido electrónico AESA en banda S en estas fragatas, lo que eleva a más de 325 millones de euros el monto global de los contratos adjudicados a la compañía en la fase de construcción hasta el momento. Esta cifra está pendiente todavía de añadir los últimos proyectos, todos ellos a ser llevados a cabo en el periodo 2020-2031.

Con la firma de los nuevos contratos, la compañía suministrará el sistema de defensa electrónica en banda radar Rigel i110 y el sistema de interceptación de comunicaciones Regulus i110, que refuerzan la conciencia situacional del buque y lo protegen frente a posibles ataques, así como el radar de estado sólido multifunción Prisma 25 X, con capacidad de vigilancia marítima y de blancos aéreos de baja cota.

Se trata en todos los casos de una nueva generación de sensores basada en tecnología de arrays planos y alta digitalización, que se integran en un innovador concepto de mástil integrado que reduce la sección radar de las fragatas y aumenta su grado de baja observabilidad. Dichos arrays aumentan además la capacidad de detectar y contramedir amenazas gracias a la inmediatez de apuntamiento de las antenas. Esta tecnología permitirá a la Armada Española operar con esta fragata en los escenarios más variados y exigentes con la máxima seguridad, sigilo y eficacia.

El desarrollo de esta nueva generación de sistemas es fruto del trabajo realizado por Indra durante los últimos años dentro de los programas tecnológicos ligados a la F110, en cooperación con la DGAM, la Armada y Navantia. Es también un ejemplo de la apuesta del Ministerio de Defensa por reforzar la soberanía y autonomía tecnológica española.

En un entorno en el que lo sistemas toman cada vez más relevancia y tienen un mayor peso a la hora de construir cualquier buque militar, Indra se posiciona junto a Navantia como una de las empresas mejor preparadas para cubrir las necesidades de las Armadas más modernas del mundo. Esta tecnología contribuye a reforzar la competitividad de los buques españoles en el mercado internacional.

 

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.