Golpe mortal de la Guardia Civil y el FBI al aparato propagandístico ‘online’ del autodenominado Estado Islámico

La Guardia Civil y el FBI, en coordinación con Europol y Eurojust, han desmantelado la principal estructura de difusión de propaganda del Daesh a través de Internet. Ha sido la «mayor acción» ejecutada hasta el momento contra plataformas online de los terroristas.

Una de las principales armas que tiene el autodenominado Estado Islámico (o Daesh) para obtener más financiación, captar adeptos y dominar por el terror a todos los que no siguen sus postulados (principalmente a sus propios ‘hermanos’ musulmanes) es la difusión de propaganda a través de Internet.

Hoy, la Guardia Civil ha informado de que ha desmantelado la mayor estructura online de difusión de propaganda con la que contaba el grupo terrorista, en una operación en la que se han llevado a cabo acciones coordinadas en Alemania, Estonia, Francia, Holanda, Islandia y Rumanía.

Lo ha hecho en colaboración con el FBI, bajo la coordinación de Europol y Eurojust, una operación que pone de manifiesto, una vez más, la importancia de la cooperación policial y judicial en la lucha contra el terrorismo (de corte ‘salafista yihadista whahabista’, en este caso).

La «mayor acción» ejecutada hasta el momento contra plataformas online de los terroristas

Este golpe mortal que se ha asestado a las Terrorist Operated Websites (las plataformas online donde operan los terroristas) ha sido «la mayor acción que se ha ejecutado hasta el momento» contra este entramado virtual que constituye el principal nicho de reclutamiento del Daesh para sumar nuevos adeptos a su causa.

En España, donde se inició la investigación en el año 2022, han sido detenidas 9 personas, concretamente en Algeciras (Cádiz), Antas (Almería) y Salt (Gerona). Una de ellas ya había alcanzado el último estadio del proceso de radicalización yihadista y se iba a desplazar a zona de conflicto.

Fue en 2022 cuando se detectó la traducción al español de contenidos terroristas vinculados al Daesh en la entidad mediática Fundación I’lam, y ha finalizado con la actuación contra los servidores que alojaban los contenidos terroristas.

Desde las Terrorist Operated Websites desmanteladas se distribuían contenidos terroristas de forma masiva.

Las Terrorist Operated Websites (TOW) que se han desmantelado actuaban como repositorio y nodo central de los contenidos producidos por las diferentes entidades mediáticas que creaba la Fundación I’lam. Desde ahí se distribuían dichos contenidos de forma masiva a través de diversas redes sociales y aplicaciones de mensajería.

Estrategia de difusión multiplataforma de una magnitud nunca vista

«Era una estrategia de difusión multiplataforma de una magnitud nunca antes apreciada», aseguran desde la Guardia Civil. De hecho, el diseño de la estructura desarticulada estaba conformada por un complejo entramado de servidores que habían sido configurados específicamente para ser resilientes, es decir, y simplificando, para que siempre estuvieran operativos aunque se produjesen situaciones adversas.

Los contenidos se traducían a más de 30 idiomas para tener una «audiencia de alcance global», y todo el entramado desarticulado constituía «uno de los principales puntos de acceso público a la propaganda terrorista del autodenominado Estado Islámico», según la información difundida por la Benemérita.

Varios terabytes de información

De las decenas de servidores que han sido investigados e intervenidos, la Guardia Civil ha informado de que se han hallado varios terabytes de información de la que se está procediendo a su análisis, con la finalidad de seguir recopilando evidencias que permitan el enjuiciamiento de sus responsables.

Por otro lado, cabe destacar que operaban tanto a través de la surface web (sitios públicos) como de la dark web (ocultos a los motores de búsqueda, con IP enmascaradas, etc.), lo que ha dificultado la trazabilidad y la investigación sobre las mismas.

En la operación han participado la Guardia Civil y el FBI, y ha sido coordinada por Europol y Eurojust.

Usaban la Red para captar financiación e instigar a sus adeptos para cometer atentados terroristas

Asimismo, la investigación ha permitido constatar la financiación del entramado mediante el uso sistemático de distintas criptomonedas, lanzándose campañas de financiación desde las propias páginas web investigadas. Con ellas pretendían obtener fondos, facilitando para ello tanto direcciones de criptomonederos como códigos QR para facilitar la transferencia de fondos.

Desde esas páginas web también se instigaba, en diversos idiomas y de manera permanente, a llevar a cabo acciones terroristas, y se ha dado amplia publicidad a los últimos ataques terroristas cometidos tanto en Europa como a nivel global.

La operación ha sido desarrollada conjuntamente entre el Servicio de Información de la Guardia Civil y el FBI estadounidense, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción nº 1 y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional española.

Acerca de María Angeles Moya 146 Articles
Dircom de APTIE - EL RADAR y profesora asociada de la UC3M. Licenciada en Periodismo y DEA en Derecho Constitucional. Más de 20 años dedicada al sector de Seguridad y Defensa, 15 de ellos en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.