Evoluciones de los carros de combate M1A2 SEP v3 y v4 Abrams

Carro de combate Abrams M1A2 SEP v3

El Ejército de EEUU. ha recibido el primer lote de seis carros Abrams MIA2 SEP v3 Abrams, específicamente diseñados para mantener este medio de combate al ritmo con que la tecnología avanza, y así contrarrestar las amenazas que puedan surgir en durante las próximas décadas.

Se trata de una versión con mejoras en la motorización, electrónica, sensores, armas y protección, que intenta hacer frente a la perspectiva de una amenaza  mecanizada masiva, en las próximas décadas, dijeron a Scout Warrior miembros del Army’s Program Executive Office Ground Combat Systems.

Además de incorporar una pantalla común de alta resolución para los puestos de comandante y tirador, algunos de los componentes electrónicos actuales, conocidos como Line Replaceable Units, serán reemplazados por la Line Replaceable Modules, que incluyen el display del comandante, panel de control del conductor, panel de control del tirador, unidad de control de torres y una pantalla común de alta resolución, dicen los desarrolladores de General Dynamics Land Systems.

La razón de la incorporación de la Line Replacement Modules es facilitar las actualizaciones, innovaciones y modernización continuas para el Abrams en los años futuros. Incorpora el enfoque de «arquitectura abierta», con el que se pretende que las nuevas normas informáticas, electrónica, hardware y sistemas de software puedan integrarse a medida que surjan.

Kotchman agregó que el cambio al Line Replaceable Modules mejora enormemente la capacidad de computación, la distribución de energía y la tecnología de control de fuegos en los Abrams.

«La principal diferencia entre la Line Replaceable Unit (LRU) y la Módule es la modularidad. Actualmente, para iniciar una reparación o una actualización en una unidad de la LRU, hay que sacar toda la unidad del carro, llevarla a un banco de pruebas y realizar allí los cambios

Bajo el concepto de módulo reemplazable en línea (Line Replaceable Module), el diagnóstico aísla y determina el fallo a nivel de tarjeta. La tarjeta se ha construido de tal manera que se puede quitar y sustituirla sin daño «, dijo Kotchman. «De manera similar, cuando se introduce una nueva capacidad o se aumenta la potencia informática, se pueden realizar cambios a nivel de tarjeta en lugar de rediseñar toda la unidad».

En esta modificación del M1A2 SEP v3, también se han integrado por primera vez los enlaces de datos de la munición mejorados y los dispositivos de guerra electrónica tales como el Counter Remote Controlled Improvised Explosive Device – Electronic Warfare (CREW). También forma parte de esta actualización un alternador AMPs, junto con cables Ethernet diseñados para mejorar el trabajo en red de los sensores de vehículos.

El Abrams también dispondrá de un avanzado sistema de conciencia situacional, con el empleo de la tecnología GPS, que actualizará rápidamente en movimiento los mapas en las pantallas digitales, con iconos que muestran las posiciones de la fuerza propia y enemiga.

El sistema, llamado Joint Battle Command Platform, utiliza la red extremadamente rápida de Blue Force Tracker 2 Satcom, capaz de reducir la latencia y acortar mucho el tiempo de refresco. Al disponer de actualizaciones rápidas de la posición en combate en movimiento, se conseguirán ventajas decisivas tanto en la guerra mecanizada como en la contrainsurgencia.

El acuerdo alcanzado con GDLS también prevé el desarrollo y construcción de un aún más avanzado M1A2 SEP v4 Abrams para el 2020s. El v4 estará diseñado para ser más letal, mejor protegido, equipado con nuevos sensores y armado con armas mejoradas y más eficaces, según fuentes del Ejército.

«Los actuales M1A2 SEPv3 pasarán a la configuración v4 en 2023. La actualización de v4 está programada para iniciar la producción en 2023 y entrada en servicio en 2025″, dijo Givens.

El acuerdo entre Ejército y GDLS para el SEPv4 incluye un Commander’s Primary Sight, y un Gunner’s Primary Sight mejorados, así como mejoras en los sensores, la letalidad y supervivencia.»

General Dynamics Land Systems entregará siete prototipos de carros M1A2 SEPv4 al Ejército, por un valor inicial de 311 millones de dólares «, dijo un comunicado de la compañía.

Además de mejoras en las tecnologías de red, incorporará visores y sensores de nueva generación, así como sistemas de focalización y tecnología de redes digitales, como elementos clave de una mejora continua, para que la  plataforma tenga éxito en el combate contra las amenazas emergentes, tales como los T-14 Armata ruso y el chino Type 99 de tercera generación.

La versión SEP v4, que se prevé probar en 2021, incluirá una nueva tecnología de telémetro láser, cámaras a color, redes integradas a bordo, nuevos anillos deslizantes, sensores meteorológicos avanzados, enlaces de datos de munición, receptores de alerta láser y municiones más letales multipropósito de 120mm, dijeron los desarrolladores del Ejército a Scout Warrior.

Mientras que oficiales del Ejército explican que muchos de los detalles de los sistemas de la próxima generación para los tanques futuros no están disponibles por razones de seguridad, los desarrolladores explicaron que la mejora de la letalidad, conocida como Engineering Change Proposal (ECP), se centrará en la integración de la tercera generación del FLIR  (Forward Looking Infrarrojo Imagen sensor).

El FLIR avanzado tiene una resolución e imagen digital mejor, junto con mayor capacidad de detectar firmas enemigas a distancias mayores, incluso a través elementos como lluvia, polvo o niebla.

Las tecnologías FLIR mejoradas ayudan a las tripulaciones de los carros a reconocer mejor las firmas luminosas y calóricas de objetivos emergentes, tales como sensores, señales electrónicas o vehículos enemigos. Esta mejora proporciona un activo adicional independiente al visor térmico del comandante del carro.

Sensores de visión trasera y sistemas de detección láser serán también parte de las actualizaciones del v4. Además, los sensores meteorológicos de nueva configuración permitirán a los Abrams anticiparse y adaptarse más rápidamente a los cambios climáticos y a las condiciones de combate, según miembros del Ejército.

«Los sensores meteorológicos están siendo integrados en el sistema de control de fuego e incorporarán algoritmos de control de fuego, que aumentan la precisión del sistema de armas», agregó Givens.

El emergente M1A2 SEP v4 también dispondrá de un nuevo anillo deslizante para movimiento de la torre y un switch ethernet a bordo, para reducir el número de «cajas» necesarias para poner en red a los sensores entre sí.

El M1A2 SEP v4 disparará la munición Advanced Multi-Purpose (AMP) de 120mm, que combina una variedad de municiones diferentes en una sola. Esta munición sustituirá a cuatro disparos en uso.

Los dos primeros son el M830, anti-carro de alto explosivo (HEAT) y el M830A1, multi-propósito (MPAT). El último entró en servicio en 1993 como munición contra helicópteros, específicamente contra el helicóptero ruso Hind, según el Ejército. El disparo MPAT tiene una espoleta de dos posiciones, tierra y aire, que debe se ajusta manualmente.

El disparo M1028 Canister es el tercero que se sustituirá. Entró en servicio por primera vez en 2005 para atacar y derrotar a la infantería a pie, específicamente contra unidades asaltantes. Los disparos dispersan pequeños proyectiles dispersos que aumentan la letalidad antipersonal.

La M908, Obstacle Reduction round, es la cuarta a la que reemplazará la AMP. Se ha diseñado para destruir grandes obstáculos colocados en las carreteras por el enemigo para bloquear el avance de las fuerzas móviles, según el Ejército.

La AMP también proporciona dos capacidades adicionales: el ataque a equipos desmontados enemigos, tales como misiles contracarro y abrir brechas en muros en apoyo de la infantería a pie.

Un nuevo enlace de datos de municiones ayudará a las tripulaciones de los carros a determinar qué disparo es el más adecuado en cada caso.

En general, estas mejoras de letalidad y movilidad representan el mayor esfuerzo del Ejército para maximizar la efectividad y letalidad de su actual carro Abrams. La idea es aprovechar las mejores actualizaciones posibles para integrar en el vehículo existente, pero ya está en marcha la discusión conceptual y la planificación temprana para construir modelos de una nueva plataforma de carro futuro para la década de 2030. Scout Warrior seguirá proporcionando información.

Como parte de este amplio esfuerzo para incorporar los últimos avances en el Abrams en las próximas décadas, el Ejército monitorea una tecnología emergente que proporcionaría a los vehículos de combate la capacidad de identificar, seguir y destruir las granadas enemigas propulsadas por cohetes en cuestión de milisegundos, según miembros del Ejército.

«Siempre estamos buscando formas de aumentar la protección de nuestros vehículos de combate y contemplamos a la Active Protection Systems como una de nuestras más altas prioridades para conseguir ese fin», dijo Givens. El Active Protection Systems (APS) es una tecnología que utiliza sensores y radar, procesamiento de computadoras, tecnología de control de fuegos e interceptores para detectar, apuntar y destruir o interceptar fuego enemigo atacante como RPGs y Misiles Guiados Anti-Tanque.

Los sistemas de este tipo han estado en desarrollo durante muchos años. Sin embargo el rápido progreso tecnológico de los disparos de los carros enemigos, misiles y RPGs está llevando al Ejército a probar y desarrollar rápidamente el APS para su flota de Abrams.

El Ejército está estudiando una gama de soluciones nacionales y internacionales de compañías que participan en el programa Army’s Modular Active Protection Systems (MAPS), dijo un miembro del Ejército a Scout Warrior.

Fte.: Scout Warrior

1 Trackback / Pingback

  1. Por qué el M10 Booker no es un carro de combate

Los comentarios están cerrados.