El UGV experimental ruso Marker recorre 30 km de forma autónoma por un terreno accidentado

MarkerSegún el departamento de prensa de la Foundation of Advanced Studies (FPI), el más reciente vehículo terrestre no tripulado (UGV) experimental de Rusia, el Marker, ha recorrido 30 km por terrenos accidentados en modo autónomo. El UGV permanece en funcionamiento durante 48 horas en carreteras asfaltadas y hasta 24 horas en terrenos accidentados. En la siguiente fase de las pruebas, el Marker recorrerá distancias de 50 km, 100 km y 200 km.

Anteriormente, los militares del Distrito Militar Central de Rusia (TsVO) operaron el UGV Marker durante un ejercicio en el campo de tiro de Chebarkul. Después de haber probado sus capacidades de maniobra, seguimiento y fuego, el Marker ha demostrado también su capacidad de lanzar un grupo de pequeños vehículos aéreos no tripulados (UAV) de reconocimiento para realizar tareas de forma individual o en grupo mediante un módulo de lanzamiento en racimo.

La parte trasera de la plataforma cuenta con una amplia zona de carga y en la parte delantera va situado el motor y las unidades de refrigeración.

Este modelo actualizado puede lanzar un grupo de pequeños vehículos aéreos no tripulados (UAV) de reconocimiento, para realizar tareas de forma individual o en grupo a través de un módulo de lanzamiento en racimo.

El vehículo terrestre no tripulado (UGV) Marker cuenta con una configuración de orugas, así como con un cuerpo grande, potencialmente con la intención de montar armas de mayor calibre. De hecho, la plataforma de combate Marker estará equipada opcionalmente con drones de tipo “kamikaze”. Su diseño y pruebas se completarán en torno a 2021. El Marker lanza automáticamente un gran número de drones. Cada uno puede operar solo o en grupo.

Marker está diseñado para ser modular, con una arquitectura de información abierta. Una de las configuraciones del banco de pruebas lo arma con una ametralladora de producción Kalashnikov y un lanzagranadas antitanque. Cabe esperar que se prueben más combinaciones de armamento.

Un sistema modular de visión multiespectral y de procesamiento de datos, con algoritmos de redes neuronales, apoya las operaciones autónomas. Otros sistemas de misión incluyen un sistema de alerta láser, sensores térmicos, cámaras de infrarrojos (IR) diurnas/nocturnas, telémetro láser, detección de objetivos, sistema de alerta temprana, identificación y equipo de seguimiento. Esto genera una nueva forma de cooperación entre el hombre y el robot, en la que los sensores impulsados por la IA apuntan y el humano comprueba antes de disparar. Convierte a la infantería en observadores de los robots que avanzarán por el camino de la autonomía.

La Fundación Rusa de Proyectos de Investigación Avanzada es una agencia de investigación militar avanzada. La fundación se encarga de asesorar sobre los proyectos que pueden asegurar la superioridad rusa en tecnología de defensa. También analiza los riesgos de cualquier retraso tecnológico ruso y la dependencia tecnológica de otras potencias.

En junio de 2012 el presidente Vladimir Putin presentó al Parlamento un proyecto de ley sobre la creación de la fundación. En julio del mismo año, la Cámara Baja del parlamento ruso, la Duma Estatal, aprobó la ley en primera lectura. El viceprimer ministro Dmitry Rogozin dijo al presentar el proyecto de ley que “el único objetivo de esta fundación es cerrar una brecha en la investigación avanzada con nuestros socios occidentales después de 20 años de estancamiento en la ciencia militar rusa y la industria de defensa en general”.

 Fte. Military Leak

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.