El ministerio de Transición Ecológica aporta 3 millones de euros al nuevo satélite Jasón-CS

España va a participar de manera efectiva en el programa de satélites meteorológicos de altimetría oceánica Jason-CS, una iniciativa conjunta de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT), la Agencia Espacial Europea (ESA) ‒organizaciones a las que pertenece España‒, así como las administraciones norteamericanas NASA y NOAA (equivalente a la Agencia Estatal de Meteorología), la Agencia Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) y la industria del viejo continente.

Juan Pons.

El Consejo de Ministros del pasado viernes 14 de diciembre acordó autorizar al ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera para que aporte una inversión de 3.087 millones de euros al citado programa, pagaderos a lo largo de 2019.

Integrado en la iniciativa Copernicus de la Unión Europea y también llamado Sentinel 6, Jason-CS ‒‒acrónimo de Jason Continuity of Service‒ consiste en poner en órbita dos satélites a lo largo de 2021 y 2026 para realizar observaciones de gran precisión de la topografía de la superficie de mares y océanos, seguir la evolución del cambio climático, a la vez que vigilar y predecir de modo operativo el clima global.

Continuación de los satélites Jason-2 y Jason-3 en los que también está asociada España, Jason–CS va a permitir mantener la estrecha colaboración existente entre Estados Unidos, la Unión Europea, la ESA y Francia en materia de medioambiente.

Se trata de una evolución del CryoSat-2 de la ESA, una misión que se puso en órbita el 8 de abril de 2010 para medir con altímetros radar y láser las variaciones del grosor de los hielos polares. Industrias españolas como Airbus DS España, Elecnor Deimos Space, GMV, SENER, Thales Alenia Space España aportaron diferentes equipos y sistemas a la ya extinguida misión y es previsible que también lo hagan ahora.

El programa de cooperación europeo-norteamericano tiene superiores requisitos técnicos y operativos. Por ejemplo, el Jason-CS tendrá un peso al despegue del orden de los 1.400 kilos y será situado en una órbita a 1.336 kilómetros de altura, mientras que el CryoSat-2 tenía una masa de 757 kilos y fue colocado a una altitud de 734 kilómetros. El primer modelo, CryoSat-1, quedó destruido durante su lanzamiento en 2005.

Acerca de Redacción El Radar 2483 Articles
Equipo de Redacción