El Gobierno autoriza un gasto de 2.560 millones de euros para adquirir morteros, antidrones y modernizar el Patriot

Del total autorizado por el Consejo de Ministros, casi 2.383 millones de euros serán para modernizar el Patriot; otros 146,8 millones de euros, para la adquisición de morteros sobre vehículos; y algo más de 30,2 millones de euros se emplearán para la compra de 14 antidrones para operaciones y 3 simuladores para territorio nacional.

El Consejo de Ministros ha autorizado casi 2.383 millones de euros serán para modernizar el sistema de misiles Patriot, actualmente en dotación en las unidades de Artillería Antiaérea del Ejército de Tierra.

El Consejo de Ministros ha autorizado este martes 25 de junio un gasto de 2.560 millones de euros para que el Ministerio de Defensa pueda adquirir sistemas de morteros sobre vehículos, antidrones y simuladores, y acometer la modernización del sistema de misiles Patriot.

La mayor parte de la partida presupuestaria aprobada por el Gobierno irá a parar al sistema de misiles de artillería antiaérea Patriot, con un montante de casi 2.383 millones de euros para modernizar el sistema y adquirir equipos asociados, apoyo logístico inicial, asistencia técnica y la prestación de cursos de formación.

El sistema Patriot, actualmente en dotación de las unidades de Artillería Antiaérea del Ejército de Tierra, tiene capacidad para contrarrestar misiles balísticos tácticos (TBM), misiles de crucero (CM), objetivos de pequeña sección radar (LCSR) y aviones de última generación.

Sin embargo, y así se hace constar en la referencia del Consejo de Ministros, «la configuración actual del sistema con la que cuenta España adolece de graves obsolescencias que podrían dejar a las unidades usuarias con un alto grado de inoperatividad».

Por tanto, el Consejo de Ministros ha autorizado la celebración de un contrato para modernizarlo, una modernización «necesaria para asegurar la interoperabilidad con otros países aliados y para poder cumplir con los compromisos internacionales adquiridos por España», señalan desde Moncloa.

Adquisición de morteros sobre vehículos

La siguiente partida presupuestaria (por volumen cuantitativo) es de 146,8 millones de euros e irá destinada a la celebración de un acuerdo marco, con una duración de cuatro años, para la adquisición de morteros sobre vehículos.

Según consta en la referencia del Consejo de Ministros, el acuerdo marco tendrá como finalidad «la modernización de los sistemas y preparación del personal involucrado en operaciones de mantenimiento de la paz».

«Los sistemas de mortero sobre vehículos -se especifica- son necesarios tanto en escenarios de conflictos convencionales como en aquellos asimétricos que se dan en las operaciones de mantenimiento de paz y similares, en las que actualmente están presentes las Fuerzas Armadas españolas».

«Estos medios aportarán una gran versatilidad y protección de las unidades participantes», concluye la información relativa a este acuerdo adoptado en el Consejo de Ministros.

La adquisición de morteros sobre vehículos es una de las necesidades recogidas por el Ejército de Tierra en su concepto estratégico Horizonte 35, en el que se contempla la implementación y experimentación con nuevos materiales que acerquen a sus unidades y a sus componentes a las necesidades del futuro. Es lo que se ha venido a denominar Fuerza 35.

Adquisición de 14 antidrones para operaciones y 3 simuladores para territorio nacional

Y, finalmente, Defensa contará con un presupuesto de algo más de 30,2 millones de euros para la adquisición de sistemas C-UAS (antidrones) para su empleo en zonas de operaciones, así como la adquisición de simuladores para la instrucción previa del personal en territorio nacional.

Según la referencia del Consejo de Ministros, «con la adquisición de estos sistemas para su despliegue en zona de operaciones se fortalecerán las capacidades de las Fuerzas Armadas para detectar, identificar y neutralizar drones de Clase I (de pequeño tamaño), cuyo guiado se realice mediante el empleo de radiofrecuencias de radio diferentes a los drones comerciales, o por guiado autónomo o navegación inercial, hostiles (o potencialmente hostiles)».

Con la adquisición de antidrones «se amplían las capacidades de que disponen las Fuerzas Armadas para la neutralización de drones, basadas hasta ahora en sistemas de inhibición de señales de RF y GNSS», se señala en la información difundida por Moncloa.

El contrato comprende el suministro de 14 C-UAS (7 fijos y 7 móviles) y 3 simuladores para la formación y adiestramiento del personal. También el apoyo logístico inicial para su puesta en servicio, con la documentación técnica, la formación y capacitación para su operación, y el mantenimiento de los sistemas completos, así como el repuesto inicial y el equipo de apoyo.

 
Acerca de María Angeles Moya 146 Articles
Dircom de APTIE - EL RADAR y profesora asociada de la UC3M. Licenciada en Periodismo y DEA en Derecho Constitucional. Más de 20 años dedicada al sector de Seguridad y Defensa, 15 de ellos en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.