El equipo militar chino carece de calidad, según los expertos

CH-4China está avanzando de manera significativa en términos de ventas internacionales de armas, habiendo alcanzado el quinto lugar a nivel mundial, ahora sólo por detrás de Estados Unidos, Rusia, Francia y Alemania, respectivamente. Sin embargo, hay numerosos indicios de que la calidad de los productos militares chinos es deficiente.

De hecho, R. Clarke Cooper, Subsecretario de Estado para Asuntos Político-Militares del Departamento de Estado de Estados Unidos, atacó la venta de armas de Rusia y China en un discurso pronunciado ante los agregados de defensa y los embajadores en Washington DC el 31 de octubre de 2019.

China sufrió la reprimenda más severa, con la afirmación de Cooper:

“…A través de una combinación de sistemas de reducción de precios como con los sistemas aéreos no tripulados, mecanismos de financiación depredadores y a veces el soborno descarado, China está usando las transferencias de armas como un medio de poner el pie en la puerta, una puerta que, una vez abierta, rápidamente explota tanto para ejercer influencia como para recopilar inteligencia”.

Cooper continuó, advirtiendo: “Para citar otra frase en latín: “caveat emptor!, Comprador, cuidado. Hemos visto a países de todo el mundo dar un salto ante la oportunidad de obtener capacidades defensivas de alta tecnología y bajo costo, sólo para ver cómo sus importantes inversiones se desmoronan y se oxidan en sus manos”.

Uno de los ejemplos más destacados de los últimos tiempos es el de Jordania, que adquirió en 2016 seis vehículos aéreos de combate no tripulados CH-4B (UCAV) producidos por la China Aerospace Science and Technology Corporation (CASC) que, a los tres años, tuvo que dar de baja, habiendo anunciado su venta en junio.

Shephard Media informó de que fuentes de la Real Fuerza Aérea Jordana le dijeron que “no estaba contento con el rendimiento de la aeronave y que buscaba retirarlos”.

El CH-4B, que tiene una envergadura de 18,5 metros y puede transportar 345 kg de armas en cuatro hardpoints, se asemeja al MQ-1 Predator producido por General Atomics Aeronautical Systems Inc (GA-ASI).

Otros usuarios conocidos del CH-4 UCAV son Argelia, Egipto, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e Irak. Curiosamente, la Fuerza Aérea Iraquí ha reducido a un solo CH-4 operativo, de una flota original de diez. Este problema fue revelado en un informe del Inspector General de los EE.UU. en agosto, que culpaba a los problemas de mantenimiento de la reducción de la flota que se estaba empleando para luchar contra el ISIS.

China ha exportado más de 30 CH-4 hasta la fecha, desde su introducción en el mercado en 2014. Se estima que cada avión cuesta 4 millones de dólares, lo que es una fracción de lo que costaría un avión no tripulado estadounidense. Un documento de investigación chino indicó que el CH-4 en todo el mundo había acumulado 10.000 horas de vuelo y más de 1.000 salidas. También afirmó que se habían disparado más de 400 misiles en combate con un nivel de precisión del 96%. Por supuesto, esto plantea preguntas sobre cómo China sabe tanto acerca de cómo los clientes extranjeros emplean sus aviones.

El autor preguntó al CEO de GA-ASI, el fabricante del Reaper y del Predator utilizado por los EE.UU., si su empresa temía la competencia de China. La respuesta de Linden Blue:

“Creo que son un competidor en algunos países… En Europa, no es un problema, pero en Asia-Pacífico, son un competidor”, aunque esto es sólo sobre una base selectiva. Dijo que los países más pequeños, a los que los EE.UU. no han prestado mucha atención y que se enfrentan a retos presupuestarios, podrían optar por sistemas chinos más baratos.

Sin embargo, evaluó que los sistemas chinos son “un poco inferiores en este momento”. Por lo que sabemos, aún no están en la clase turbohélice. Han construido algunos, pero todavía no son muy competitivos en esa categoría y, en esta región (Asia-Pacífico), si no tienes potencia de motor para sortear el tiempo en la temporada de lluvias, te estás limitando a no volar tanto”.

Sin embargo, la mala prensa no ha impedido que China encuentre nuevos clientes. Indonesia, por ejemplo, se convirtió en un nuevo usuario del CH-4B UCAV en los últimos meses.

Según datos del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI), China vendió ocho CH-4, 39 CH-3, 16 Wing Loong 1, cinco Wing Loong 2, dos WJ-600 y 18 ASN-209 en el extranjero entre 2008 y 2017.

Los UAVs han sido un área de ventas de rápido crecimiento para China, pero el país tiene una amplia gama de productos disponibles. SIPRI dio a conocer cifras a principios de este año que cubren las ventas de armas para el quinquenio 2014-18. Las ventas de China aumentaron sólo un 2,7% en comparación con el quinquenio anterior, pero actualmente el 70% de sus ventas se destinan a Asia y Oceanía, el 20% a África y el 6,1% a Oriente Medio. De hecho, Pakistán es el principal receptor de armas chinas, representando el 37% de todas las ventas entre 2014 y 18.

ANI ha contactado regularmente con fabricantes chinos como Norinco, AVIC, Poly Technologies y ChinaShipbuilding Industry Corporation (CSIC) en numerosas ferias de defensa en Asia. Rutinariamente los representantes de la compañía en estas exposiciones son evasivos y ocasionalmente incluso deshonestos. Hace unos 5-10 años, había a menudo representantes de ventas, que apenas podían conversar en inglés, pero en los últimos cinco años más o menos las empresas chinas han comenzado a mejorar su estrategia de marketing.

Sin embargo, las empresas chinas siguen siendo estigmatizadas por ofrecer un servicio deficiente y productos que no siempre son fiables o que no funcionan como se anuncia a los ejércitos extranjeros. Por supuesto, la razón que atrae a muchos clientes a China en primer lugar, el precio, no puede ser subestimada. Aunque los clientes saben que un helicóptero, caza o tanque chino puede no ser tan fiable como uno americano, pueden estar seguros de que será mucho más barato.

Además, China venderá a cualquiera lo que sea sin hacer preguntas. Esto es atractivo para países como Tailandia, cuya relación con los EE.UU. fluye y refluye dependiendo de cuándo ocurrió el último golpe militar.

Fte. UAS Vision

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.