El Ejército Británico, inventor de los tanques, podría eliminarlos de su inventario

Mark I, primer tanque británicoEl Ejército Británico propone eliminar su flota de carros de combate para ahorrar dinero y concentrarse en otras capacidades. Se considera que el Challenger II está obsoleto y caro de actualizar.  Otro miembro de la OTAN, Países Bajos, desguazó su flota a principios de la década de 2010, pero pronto se arrepintió.

El Ejército Británico está planteándose silenciosamente una propuesta para enviar su flota de carros de combate al desguace. La propuesta pondría fin a más de 100 años de desarrollo y despliegue por el mismo país que lo inventó. En su lugar, se concentraría en el espacio y la guerra cibernética, así como en su contribución con helicópteros y tropas aeromóviles a cualquier fuerza de combate de la OTAN.

El movimiento seguiría los pasos de los Países Bajos, un país que eliminó, y que rápidamente reconstruyó, su flota de carros.

La propuesta eliminaría los 227 carros de combate Challenger II del Ejército Británico, un vehículo que originalmente fue uno de los mejores tanques de la OTAN, pero al que no se le han hecho las mejoras que se le han Introducido al Abrams M1A2 americano y que se le considera obsoleto para los estándares de hoy en día.

El Challenger II necesita nuevos motores mejorados, sistemas de control de fuego y un nuevo cañón de 120mm para igualar el cañón de los tanques estadounidenses y alemanes.

El Reino Unido ha tenido carros durante más de un siglo, y de hecho inventó su concepto, como un vehículo de combate blindado con orugas. El nombre “tanque” proviene de la cobertura usada para ocultar el desarrollo de una nueva arma ofensiva, diseñada para romper el estancamiento de la guerra de trincheras de la Primera Guerra Mundial. Los vehículos se desarrollaron bajo la apariencia vehículos de transporte para llevar agua al frente.

El Ejército británico desplegó el primer tanque del mundo, el Mark I, en 1916, y durante la Segunda Guerra Mundial, introdujo diseños tan impresionantes como el Crusader, Matilda Mark II, Churchill y Cromwell. Durante la Guerra Fría, el Ejército se equipó con el Centurión, el Chieftain, y más tarde, el Challenger I. El Ejército Británico introdujo su actual carro de combate, el Challenger II, en 1998.

El Reino Unido solamente tiene 227 Challenger II, comparado con los 6.333 tanques que opera EE.UU. En 2019, Londres propuso mejorar sólo 148 de los 227 de ellos a un estándar moderno, dejándolo con una de las fuerzas de carros más pequeñas, aunque efectivas, del mundo. Esa propuesta ha sido aparentemente dejada de lado en favor de desguazar la flota por completo.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido propone suprimir los tanques y en su lugar financiar mayores capacidades espaciales y cibernéticas. También haría hincapié en los helicópteros y presumiblemente en las fuerzas aéreas en su contribución a la OTAN, ya que el Ejército vuela 50 helicópteros de ataque Apache y opera una brigada de asalto aéreo entrenada para llevar a cabo operaciones helitransportadas.

Esta no es la primera vez que un país de la OTAN se desharía de sus tanques. En 2011, el Real Ejército de los Países Bajos eliminó su flota de 60 Leopardo II, argumentando que el futuro estaba en las fuerzas de combate ligeras y de despliegue rápido, estructuradas para conflictos como la lucha contra el Estado Islámico o los talibanes en Afganistán.

Los holandeses no tardaron en lamentar la decisión, cuando Rusia potenció sus fuerzas acorazadas y se embarcó en una campaña para intimidar a sus vecinos y a la OTAN. Hoy en día, los Países Bajos han arrendado 18 Leopard 2A6M a Alemania y planean volver a comprar más carros, como parte permanente del Ejército.

El Pentágono también está deshaciéndose de un pequeño número de tanques. Este año, el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos disolvió toda su flota, argumentando que ya no los necesitaba, porque se centraría en la lucha contra China en el Mar de la China Meridional. Los Marines enviaron los 120 tanques M1A1 Abrams a la naftalina, pero podrían posiblemente reemplazarlos con un vehículo más pequeño y ligero con una potencia de fuego similar.

Fte. Popular Mehanics

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.