El Ejército de EEUU apuesta por helicópteros opcionalmente tripulados

El helicóptero UH-60 Black Hawk ha sido un elemento básico del Ejército de EEUU durante más de 30 años, pero el Pentágono, ahora estudia prolongar la vida de los más viejos prescindiendo opcionalmente del piloto.

Su fabricante, Sikorsky, anunció el año pasado planes para convertirlo en una aeronave “opcionalmente pilotada, autónoma o remotamente controlada”, y ya en mayo de este año, miembros del Ejército afirmaron que las pruebas de un prototipo habían sido un éxito. Si futuras pruebas consiguieran el mismo éxito, el Pentágono podría desarrollar una flota de UH-60 capaz de volar de forma autónoma o pilotada remotamente.

“La robótica y los sistemas autónomos serán la clave para mantener una ventaja diferencial sobre nuestros adversarios”, dijo Rogers a los asistentes de la Asociación Internacional de Sistemas de Vehículos No Tripulados en Arlington, Virginia.

Robert Sadowski, un experto en robótica de TARDEC, dijo a DefenseOne que los recientes avances conseguidos por Sikorsky podrían significar que los helicópteros más viejos tengan la oportunidad de ser readaptados en lugar de retirados del servicio, añadiendo un nuevo tipo de aeronaves no tripuladas a un arsenal de drones que no para de crecer.

Sadowski señaló que el Ejército tiene unos 2.500 Black Haws. “Si se  reacondicionan”, dijo, “se puede convertir a la Logística en autónoma…”

“El helicóptero autónomo Black Hawk proporciona al Mando flexibilidad para determinar qué operaciones han de ser tripuladas o no tripuladas, aumentando así el número de salidas disponibles, preservando al mismo tiempo la vida y el descanso de la tripulación”, dijo Mark Miller, vicepresidente de Investigación e Ingeniería de Sikorsky.  “Esto permite que la tripulación se concentre en las operaciones más “sensibles” y deje las misiones críticas de reabastecimiento para operaciones autónomas sin aumentar el tamaño de la flota “.

Fte.: Washington Times