Defensa y Tess-Defence firman el contrato para la fabricación de los 8×8 ‘Dragón’

El VCR 8×8 servirá para renovar la actual flota de BMR y VEC del Ejército de Tierra y será fabricado en diferentes configuraciones. Se prevé queel proyecto genere cerca de 9.000 empleos.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido esta mañana la firma del contrato para la fabricación de 348 vehículos de combate sobre ruedas (VCR) 8X8 ‘Dragón’, con una duración de diez años. Robles ha calificado el contrato como “un hito histórico”, ya que “es esencial para el Ejército de Tierra”, además de representar una apuesta por “unas Fuerzas Armadas bien equipadas y preparadas”. “Va a favorecer la proyección que tengan las Fuerzas Armadas en el ámbito internacional”, ha resaltado.

La ministra también ha indicado que este contrato es otro ejemplo dela apuesta que se hace desde el Ministerio por la industria española de la Defensa. “Entendemos que es esencial y fundamental, y no podemos concebir una Europa conseguridad y defensa si no es con poderío industrial”.

Por último, Robles ha querido agradecer alas empresas participantes y al resto de agentes implicadosla “voluntad” para vencer las dificultades ysacar adelante el proyecto.

Por su parte, la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, también ha tenido palabras de agradecimiento a los presentes por el trabajo realizado hasta la fecha y ha subrayado que este programa “es fundamental para la modernización de nuestras Fuerzas Armadas y, concretamente, para el Ejército de Tierra”.

Por parte del Ministerio de Defensa, ha rubricado el contrato el subdirector general de Adquisiciones de la Dirección General de Armamento y Material, coronel Alfonso Francisco Torán Poggio, y por parte del Tess-Defence SA, su director general Luis Mayo.

El acto ha contado también con la presencia del jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, teniente general Francisco Javier Varela, el secretario general de Política de Defensa, almirante Juan Francisco Martínez Núñez, y de los representantes de las cuatro empresas que conforman Tess-Defence SA: Sapa Operaciones SL, Indra Sistemas SA, Escribano Mechanical & Engineering SL, y Santa Bárbara Sistemas SA.

Con esta firma, se pretende alcanzar el objetivo del 70% de participación de la industria nacional en la fase de desarrollo y producción del VCR 8X8 y se gestionará y mantendrá la Autoridad de Diseño del vehículo, asegurándose en el futuro de la ejecución del apoyo a su ciclo de vida. Este proyecto nace con una clara vocación de exportación que permitirá posicionar internacionalmente a la industria española de Defensa en un mercado altamente competitivo.

El programa de adquisición del blindado sobre ruedas servirá para renovar la actual flota de BMR y VEC del Ejército de Tierra, proporcionará a nuestros soldados una mayor seguridad y protección en sus misiones, mejorando sus capacidades para operar en escenarios de alta, media o baja intensidad.

Este desarrollo, totalmente español, aporta a la industria nacional soberanía tecnológica sobre un sistema de carácter estratégico que representa un factor prioritario en el sector de la Defensa de cara a su proyección, tanto interior como exterior, fomentando el desarrollo de industrias tecnológicas propias.

El efecto multiplicador y de innovación recaerá principalmente sobre las Comunidades Autónomas de Asturias, Madrid, País Vasco y Andalucía, dado que es dónde están localizadas las fábricas de las industrias participantes. Pero su potencial tractor generará una expansión de la actividad económica con una repercusión directa en la creación de empleo cualificado en España (aproximadamente 8.750 puestos de trabajo entre directos, indirectos e inducidos durante la duración prevista de la ejecución del contrato).

La participación de Santa Bárbara Sistemas

General Dynamics European Land Systems – Santa Bárbara Sistemas se adjudica 733 millones de euros del contrato de 1.740 millones de euros por 348 Vehículos de Combate 8×8 para el Ministerio de Defensa Español, aunque el programa puede representar hasta 1.000 vehículos. El contrato de GDELS-SBS representa 733 millones de euros.

El vehículo, denominado “Dragón” por el Ejército español, está basado en el vehículo de combate de ruedas 8×8 PIRANHA 5 de GDELS e incluye todas las tecnologías españolas requeridas por el Ministerio de Defensa español. La entrega de los vehículos se realizará en un periodo de siete años.

“Agradecemos al Ministerio de Defensa español su confianza en nuestra plataforma y vehículo, y en nuestras capacidades industriales y de ingeniería”, declaró Juan Escriña, Vicepresidente de Vehículos de Cadenas y Artillería de GDELS y Director General de GDELS-Santa Bárbara Sistemas. “GDELS-Santa Bárbara Sistemas está orgulloso de poder ayudar al Ejército español a proteger a sus soldados y a mejorar su movilidad estratégica con vehículos de combate de ruedas 8×8 de última generación”, agregó Escriña.

La empresa conjunta de la que forma parte GDELS-SBS fabricará los VCR 8×8 en las instalaciones de Trubia y Sevilla con la colaboración de los miembros españoles de la sociedad, compuesta por GDELS-Santa Bárbara Sistemas, Indra Sistemas, Sapa Placencia, y Escribano Mechanical & Engineering.

La participación de GDELS-Santa Bárbara Sistemas en el programa repercutirá aproximadamente 650 empleos directos y 1.100 indirectos.

La participación de Indra Sistemas
  1. Indra dotará los VCR 8×8 de su sistema de misión y arquitectura electrónica por más de 150 millones de euros en una primera fase.
  2. Indra espera firmar nuevos contratos dentro de la primera fase del programa del vehículo VCR 8×8, de las tres fases que tendrá dicho proyecto.
  3. El Sistema de Misión de Indra es la pieza clave para convertir al 8×8 en el vehículo más digital e inteligente de su clase y con mayor capacidad para operar en los conflictos altamente digitalizados y heterogéneos del futuro
  4. Reforzará la superioridad y supervivencia de las unidades españolas en las misiones internacionales en las que participen, proporcionando calidad e inmediatez de la información digital del campo de batalla
  5. Su ar­quitectura abierta y modular facilitará la incorporación de nuevos sistemas como, por ejemplo, la dotación completa del LSAS, donde en esta fase se realiza su preinstalación, así como las actualizaciones de los equipos iniciales de forma sencilla y a lo largo de todo el ciclo de vida del vehículo, con lo que se asegura su ventaja tecnológica.

Indra dotará los 348 Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR) 8×8 Dragón adquiridos por el Ministerio de Defensa Español de un avanzado Sistema de Misión de última generación y la arquitectura electrónica, que aportarán al vehículo el máximo grado de seguridad y superioridad, por más de 150 millones de euros en una primera etapa del proyecto.

Indra espera firmar nuevos contratos dentro de la primera fase del programa del vehículo VCR 8×8, de las tres fases que tendrá dicho proyecto.

Indra participa en una solución para suministrar la torre del VCR 8×8 Dragón. Si esta solución fuera seleccionada, Indra aumentará su participación aportando a dicha torre la tecnología optrónica y la dirección de tiro con sus calculadores balísticos, asegurando la total soberanía nacional sobre la torre.

El Sistema de Misión es la pieza clave para convertir al VCR 8×8 Dragón en el vehículo con un mayor componente digital del mercado y asegurar su superioridad, estando a la altura de la mecánica, blindaje o armamento que tradicionalmente tenían más importancia. Además, es el elemento más importante desde el punto de vista de la soberanía nacional. El control del sistema por parte de una empresa española como Indra permitirá abordar todo tipo de modernizaciones y evoluciones futuras sin dependencia de terceros.

El Sistema de Misión de Indra permite desarrollar su función en un escenario cada vez más colaborativo, donde la información táctica es compartida por las fuerzas dispersas geográficamente para cumplir la misión. Indra facilitará aspectos clave para ello, como que la información generada por los sensores agilice el proceso de toma de decisión, mejore la sincronización, tome conciencia de la situación y actúe, al tiempo que sobrevivan las fuerzas en las distintas operaciones, en lo que sería un completo ciclo de operación, desde la planificación (ORBAT), hasta el debriefing, pasando por la ejecución o conducción de la misión.

Este Sistema de Misión dispone para ello de una infraestructura electrónica de altas prestacio­nes y una potente capacidad de procesamiento, análisis y almacenamiento de información, tanto de los equipos a bordo, como de la información relevante para la misión. Su ar­quitectura abierta y modular facilitará la incorporación de nuevos sistemas como, por ejemplo, la dotación completa del LSAS, donde en esta fase se realiza su preinstalación, así como las actualizaciones de los equipos iniciales de forma sencilla y a lo largo de todo el ciclo de vida del vehículo, con lo que se asegura su ventaja tecnológica.

Uno de sus componentes principales es el BMS (Battelfield Management System) VCR o Sistema de Gestión en Campo de Batalla, que evaluará en base a la posición, trayectoria del vehículo e información situacional en tiempo real, cuál es la mejor opción a tomar para garantizar el éxito y cumplimiento de la misión, acelerando el bucle de decisión.

La solución de Indra fue puesta a prueba el pasado mes de julio en los ejercicios que la Brigada de la Legión en Almería realizó con los demostradores desarrollados dentro del programa de I+D previo.

Además de implantar el Sistema de Misión y la arquitectura electrónica, Indra se responsabilizará del mantenimiento y apoyo al ciclo de vida del vehículo y prestará ayuda en su comercialización internacional.

El programa VCR 8×8 es uno de los pilares de la iniciativa Fuerza 35 con la que el Ejército de Tierra se está preparando para asegurar su eficacia en el futuro.

El programa impulsará la competitividad de la industria nacional y contribuirá a crear aproximadamente 8.750 puestos de trabajo entre directos, indirectos e inducidos con especial incidencia en Asturias, Sevilla, Guipúzcoa y Madrid.

Además, asegurará el mantenimiento de la soberanía nacional sobre un producto esencial para la defensa.y generará propiedad industrial para la industria nacional.

 

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.