Cambio de tendencia en las rutas migratorias: la de África Occidental (pasando por Canarias) es ahora la más transitada de la UE

Según los datos de Frontex, las rutas migratorias de África Occidental y el Mediterráneo Oriental son las que han experimentado el mayor número de cruces irregulares de fronteras en enero y febrero. De ahí que Frontex esté apoyando a España en esas rutas con 200 de sus agentes.

Principales nacionalidades de los migrantes que intentan cruzar irregularmente las fronteras exteriores de la UE. (Fuente: Frontex).

El número de detecciones de cruces irregulares de fronteras en la Unión Europea, en los dos primeros meses de 2024, ha alcanzado los 31.200, una cifra similar al mismo periodo del año anterior, según los cálculos preliminares efectuados por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex).

Ésta es la buena noticia; que, en términos generales, las cifras se han mantenido estables (desde Frontex especifican que los números no se corresponden con personas, puesto que una misma persona puede cruzar la frontera varias veces en diferentes localizaciones).

La parte negativa es que, mientras que la ruta del Mediterráneo Central ha experimentado un descenso del 70 %, las rutas de África Occidental y el Mediterráneo Oriental han sufrido los mayores incrementos, con un 541 % y un 117 %, respectivamente.

Número de cruces irregulares de fronteras entre enero y febrero de 2024. En los círculos se indican el número total de incidentes detectados por Frontex y el porcentaje de variación en relación con el año 2023. (Fuente: Frontex).

Cambio de tendencia en las rutas migratorias

Tomando como base los datos referidos, se aprecia un cambio en la tendencia en las rutas elegidas para el cruce irregular de las fronteras exteriores de la UE. En la del Mediterráneo Central, que fue la que experimentó el mayor número de cruces irregulares de fronteras en 2023, «se viene observando una tendencia a la baja en los últimos meses», explican desde Frontex.

Sin embargo, la ruta de África Occidental se ha convertido en la ruta migratoria más transitada de la Unión Europea, alcanzado la cifra de 12.100 cruces irregulares de fronteras entre los meses de enero y febrero. Según Frontex, es la cifra más alta que se ha producido en estos meses desde que la agencia comenzó a recopilar datos en el año 2011.

Canarias, la mayor ruta de tránsito hacia Europa

Desde Frontex también advierten de que, en los últimos meses, «los grupos criminales involucrados en el tráfico de personas en Mauritania han aprovechado la oportunidad que les ha surgido por la creciente demanda de migrantes subsaharianos que transitaban por su país para entrar en la UE a través de las Islas Canarias, para ir metiendo un número cada vez mayor de inmigrantes por patera, poniendo en un peligro aún mayor las vidas de las personas a bordo de estas embarcaciones».

Cabe destacar, llegados a este punto, que esa creciente «demanda de migrantes subsaharianos» se produce, entre otros factores, por la inestabilidad que existe en los países africanos, con crisis humanitarias, terrorismo y golpes militares, como se puso de manifiesto, recientemente, en la Cumbre de la Unión Africana celebrada en Addis Abeba, la capital de Etiopía.

La del Mediterráneo Oriental, la segunda más transitada

La segunda ruta migratoria más activa ha sido la del Mediterráneo Oriental, con un número de interceptaciones de más del doble (9.150) con respecto a los dos primeros meses de 2023.

Desde Frontex concluyen que la agencia «sigue comprometida con la salvaguardia de las fronteras de la UE, con casi 2.700 agentes y personal involucrados en diversas operaciones», y que, además, «cerca de 200 agentes y personal de Frontex apoyan a España en las Islas Canarias y el Mediterráneo occidental».

Acerca de María Angeles Moya 143 Articles
Dircom de APTIE - EL RADAR y profesora asociada de la UC3M. Licenciada en Periodismo y DEA en Derecho Constitucional. Más de 20 años dedicada al sector de Seguridad y Defensa, 15 de ellos en el Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra.