Biden prolonga la prohibición de venta a Turquía del caza furtivo F-35

F-35A Lightning II Joint Strike FighterLa Administración Biden no levantará la prohibición de la Administración Trump de que Turquía adquiera cazas furtivos F-35, como respuesta a la compra por parte de Ankara en 2019 del avanzado sistema de defensa aérea rusos-400, dijo el viernes un alto funcionario del Pentágono.

“Turquía es un antiguo y valioso aliado de la OTAN, pero su decisión de comprar el S-400 es inconsistente con sus compromisos como aliado de Estados Unidos y de la OTAN”, dijo el Secretario de Prensa del Pentágono, John Kirby, durante una rueda de prensa el 29 de enero. “Nuestra posición no ha cambiado. El S-400 es incompatible con el F-35 y Turquía ha sido excluida de este programa. Instamos a Turquía a no mantener el sistema S-400”.

Gran parte del lenguaje empleado por Kirby fue idéntico a la forma en la que los funcionarios del Pentágono calificaron la decisión de prohibir a Turquía el proyecto multimillonario en julio de 2019.

“Turquía tuvo múltiples oportunidades en la última década para comprar el sistema de defensa Patriot de Estados Unidos y en su lugar eligió comprar el S-400, que proporciona a Rusia ingresos, acceso e influencia”, dijo Kirby.

En diciembre, la Administración Trump sancionó a Turquía por la compra de este sistema de misiles.

Por su parte, Turquía tenía desde hace tiempo previsiones de compra de más de 100 aviones F-35, pero solo había pedido formalmente 30 cuando Washington excluyó a Ankara del proyecto.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos dijo el año pasado que compraría los aviones turcos ya construidos, pero no entregados, por el contratista de defensa Lockheed Martin. No obstante, se espera que las empresas turcas sigan fabricando y suministrando piezas del F-35 a Lockheed hasta 2022, de acuerdo con los términos de la asociación inicial, en la que está incluida esta forma de cooperación.

Fte. Defense One

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.