Artillería de precisión GPS, sin GPS

La Artillería del Ejército de EE.UU. está a punto de recibir una nueva serie de mejoras, que le permitirán realizar fuegos de precisión sin la ayuda del GPS. El Ejército trabaja para el día en que el enemigo pueda interferir la red mundial de navegación por satélite, degradando así su capacidad de operar en el campo de batalla moderno.

En la década de 1980, pocos o ninguno entendían el impacto que el Sistema de Posicionamiento Global tendría en el Ejército estadounidense. Diseñado originalmente para dar a las fuerzas la capacidad de orientarse y navegar en el campo de batalla, el GPS y la miniaturización de la electrónica condujeron rápidamente a las armas guiadas por GPS.

Desde bombas hasta proyectiles de artillería, el GPS permite que, gracias a su precisión, un único disparo haga el trabajo de múltiples proyectiles.

El Ejército de EE.UU. cuenta actualmente con tres importantes municiones de artillería guiada por GPS y por sistemas de guiado: el M982 Excalibur de 155-milímetros; el XM1156 Precision Guided Kit GPS add-on, que se atornilla en la munición de artillería de 155-milímetros existente; y el cohete guiado GMLR 227-milímetros.

La dependencia del Ejército del GPS hace de esa red un objetivo atractivo. Los satélites GPS podrían ser destruidos en órbita o desactivados por enemigos potenciales con acceso al espacio. De vuelta en la Tierra, la señal del GPS puede ser bloqueada o falsificada, forzando lecturas de localización falsas en los dispositivos GPS. Hacerlo con éxito privaría a las fuerzas de una de sus mayores ventajas. De hecho, Corea del Norte atasca a Corea del Sur, y recientemente un incidente en el Mar Negro apuntaba a un caso de spoofing ruso del GPS.

Ahora, el Ejército de EE.UU. planifica entornos sin GPS con el nuevo Precision Guidance Kit – Modernization. Una mejora del kit original del PGK, el PGK-M dará a las fuerzas de EE.UU. la capacidad de continuar realizando ataques de precisión incluso si el enemigo de niega el uso del GPS.

No está claro cuál es la alternativa al GPS. El digital Warrior Maven sugiere que se trata de una colección de “redes de radio programables por software ad hoc, varios tipos de tecnologías de conectividad de relé de onda y tecnología de navegación”. Las redes de radio triangulan las posiciones de los usuarios, en esencia la sustitución de los satélites por transmisores terrestres, son una posibilidad. Desafortunadamente, a diferencia de los satélites que apuntan hacia abajo desde la órbita terrestre, los transmisores terrestres tienen un alcance relativamente corto y también se pueden interferir.

Todo esto lleva a la conclusión de que no existe una solución mágica para los problemas de navegación y apuntamiento. Mientras que el Ejército de los EE.UU. disfrutará de los beneficios del GPS en un futuro previsible, también debe planear para los momentos en que pueda necesitar un Plan B, e incluso volver a la brújula y mapa en papel para hacer el trabajo.

Fte. Warrior Maven