La misión ARRAKIHS de la ESA ha superado la Fase A de su Carga Útil y comenzará la Fase B

La misión ha superado «con éxito» la Revisión de los Requisitos Preliminares del Instrumento que permite finalizar la Fase A de la Carga Útil. Ahora trabajará para superar la Fase B en la primera mitad de 2026.

Simulación de una corriente estelar en el halo de una galaxia a observar por ARRAKIHS. (Foto: Consorcio ARRAKIHS).

La misión espacial ARRAKIHS de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha superado «con éxito» a finales de mayo la Revisión de los Requisitos Preliminares del Instrumento (iPRR), una fase que garantiza su continuación.

Como resultado, la ESA ha aprobado la finalización de la Fase A de la Carga Útil de la misión, que ha tenido una duración de 6 meses, «anunciando que está lista para comenzar la Fase B en mayo».

Tras superar este iPRR, ARRAKIHS podrá comenzar la próxima misión de clase rápida en el Programa Científico (F2) de la ESA. Se espera que la decisión final sobre su adopción se tome en el primer semestre de 2026.

El equipo de ARRAKIHS trabajará durante dos años para lograr el objetivo de pasar «con éxito» la Fase B con la aprobación de la Revisión de Diseño Preliminar del Instrumento (iPDR) en la primera mitad de 2026.

Este será el último de los distintos pasos para que ARRAKIHS se adopte como la próxima misión de clase rápida en el Programa Científico (F2) de la ESA, cuya fecha estimada de lanzamiento es 2030.

La misión se encargará de explorar la naturaleza de la materia oscura

El objetivo de la misión ARRAKIHS (Analysis of Resolved Remnants of Accreted galaxies as a Key Instrument for Halo Surveys) es explorar el Universo para conocer la naturaleza de la materia oscura que lo compone.

«ARRAKIHS es una misión que pretende tratar de demostrar cuál es la naturaleza de la materia oscura mediante la obtención de unas imágenes muy profundas, en los halos de galaxias como la Vía Láctea», ha explicado Rafael Guzmán, líder del consorcio de la misión ARRAKIHS (AMC) y profesor de investigación en el Instituto de Física de Cantabria (IFCA).

«Para explicar la estructura y dinámica de nuestro cosmos, ha sido necesario introducir un tipo de componente que no podemos observar directamente, pero que influye gravitacionalmente en el movimiento de estrellas y galaxias», ha aclarado Guzmán.

Según la comunidad investigadora, la materia oscura constituye más del 80 % de la materia del universo, y sus efectos pueden ser revelados por las características de las corrientes estelares, débiles rastros de estrellas que dejan las galaxias pequeñas que orbitan en el halo de galaxias grandes al destruirse por la interacción gravitatoria.

ARRAKIHS empleará cuatro cámaras para obtener imágenes profundas del Universo

Con esta misión se observará una muestra representativa de galaxias similares a la Vía Láctea, en el universo local, a niveles muy bajos de brillo superficial, nunca alcanzados en longitudes de onda visibles e infrarrojas. Para ello, utilizará cuatro cámaras de alta precisión a bordo de un satélite que orbitará la Tierra a unos 800 km de altitud.

La Carga Útil es el cerebro de ARRAKIHS, un instrumento compuesto por dos cámaras visibles y dos cámaras infrarrojas, desarrolladas por la empresa española Satlantis, para obtener las imágenes profundas del Universo, necesarias para los objetivos científicos de la misión.

Santiago Serrano, responsable del equipo de instrumentación en Satlantis e investigador en el Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC) ha indicado su emoción por «llevar la carga útil del instrumento a la Fase B». La aprobación del iPRR ha supuesto un «intenso» periodo de trabajo, que comenzó el pasado mes de octubre y finalizó a principios de marzo.

El Consorcio ARRAKIHS está compuesto por más de 100 investigadores

El consorcio de la misión ARRAKIHS está liderado por España, con contribuciones de Suiza, Bélgica, Suecia, Austria, Reino Unido y Portugal. Además de las contribuciones adicionales en ciencia de Holanda, Noruega, Estados Unidos, Taiwán y Tailandia.

El consorcio de ARRAKIHS está dirigido por el profesor Rafael Guzmán con colaboraciones de científicos de distintas instituciones. Además del IFCA, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE) y la Universidad Complutense de Madrid (UCM), entre otros.

En la actualidad, el consorcio de ARRAKIHS incluye a más de 100 investigadores de más de 20 centros de investigación y universidades de los diferentes países mencionados anteriormente.