AN/PRC-148C, la radio de Thales diseñada para trabajar en ciudades, cuevas y túneles

Thales ha comenzado la entrega de un pedido por valor de 37 millones de dólares, de una radio táctica que, según el Ejército de EEUU, mejorará significativamente la forma en que los soldados se comunican sobre el terreno.

Para ello, el Ejército firmó un contrato en diciembre por el equipo de radio de doble canal AN/PRC-148C Enhanced Multiband Inter-Intra Team Radio (IMBITR), una radio portátil de unos 900 gramos, que proporciona capacidad de voz y datos tanto para el usuario a pie, como para las configuraciones de vehículos montados.

El Ejército está tratando de romper ciertas limitaciones de su Soldier Radio Waveform (SRW), el formato actual de las comunicaciones tácticas.

Por su naturaleza, la SRW sólo puede dar servicio a un grupo de usuarios compuesto por 30 o 40 personas, dijo Gary Kidwell, director de desarrollo de negocios de Thales Defense & Security. Esto, a su vez, pone en dificultad al espectro disponible. Debido a que una Brigada en operaciones puede necesitar docenas de dispositivos SRW para apoyar a sus operaciones, los usuarios pueden estar limitados a voz y una cantidad muy pequeña de datos.

Esto significa que una sección podría ser capaz de transmitir información básica sobre la ubicación, por ejemplo, pero los datos más ricos, como imágenes y vídeo, no podrían llegar a su destino, reduciendo así las capacidades ISR.

Thales dice que ha superado algunas de las limitaciones en torno a SRW, introduciendo una nueva forma de onda, la Tactical Scalable MANET (TSM), desarrollada en asociación con TrellisWare Technologies.

El Ejército parece que empieza a ver prometedor en este enfoque de doble canal. Los «Combat Advising Team» podrán emplear esta radio para compartir conciencia situacional, información de localización de posiciones y comprensión situacional, habilitar la capacidad de chatear y enviar información de texto, pero también transmitir imágenes si es necesario,» dijo Mehney.

Thales dice que ha superado algunas de las limitaciones en torno a la SRW introduciendo una nueva forma de onda, laTactical Scalable MANET (TSM), desarrollada en asociación con TrellisWare Technologies. Al utilizar este enfoque, «la solución ahora puede escalar hasta a más de 200 nodos por red, lo que evita los problemas de espectro asociados con la SRW, al tiempo que garantiza que el canal de voz y datos pueda soportar aún más información de posición, la funcionalidad de chat y el streaming de vídeo», dijo Kidwell.

A diferencia de la Soldier Radio Waveform, la TSM utiliza una técnica de «barrage relay» como medio para impulsar la información a través de la red. Esto elimina el enrutamiento y minimiza la sobrecarga de la red. De acuerdo con TrellisWare, el enfoque de barrage relay permite múltiples transmisiones de vídeo, ubicaciones de posición más rápidas y configuraciones simplificadas para tomas y transmisión directa.

Esto tiene implicaciones directas en el campo de batalla. Con el barrage relay ,»la forma de onda permite a los usuarios operar en entornos mucho más desafiantes. Significa que se pueden tener redes más grandes que proporcionen voz, vídeo y datos en todos los entornos, incluidos los urbanos, cuevas y túneles, y en edificios «, dijo Kidwell.

Además, la base de usuarios más amplia debería permitir compartir más ampliamente información crítica del campo de batalla, lo que permitirá a los combatientes tener una mejor visión de su entorno y a los comandantes una mejor visibilidad de la disposición de sus tropas.

En los entornos actuales, alguien desplegado con un SRW sólo puede tener 30 personas en esa red, por lo que su visibilidad se reduce otros 30 usuarios «, dijo Kidwell. Con esta nueva red, puedo tener conciencia situacional no sólo de mi sección, sino de todo mi batallón o brigada. Ya podré tener la capacidad de comunicarme digitalmente con ellos y transmitirles datos críticos de la misión».

Como dispositivo de doble canal, el IMBITR también ayudará al Ejército a superar un reto de migración clave. Los mandos militares quieren abandonar las soluciones tradicionales más limitadas, pero necesitan hacerlo de tal manera, que los que tienen dispositivos más antiguos puedan hablar con las tropas equipadas con radios mejoradas.

Al adoptar un enfoque de doble canal, el Ejército puede alejarse del entorno SRW restringido y, al mismo tiempo, permitir la conectividad como dispositivos más nuevos a través de los grupos de usuarios.

Se trata de permitir que el usuario final tome decisiones críticas en tiempo real «, aseguró Kidwell.

Fte. C4ISRNET

Acerca de Redacción El Radar 2483 Articles
Equipo de Redacción