A pesar del anuncio del primer ministro iraquí, no es probable que las tropas estadounidenses abandonen Irak en breve

Militares del U.S. Army en el desierto iraquí
Militares del U.S. Army en el desierto iraquí. ( Foto del U.S. Army. Spc. Timothy VanDusen)

Días después de que Estados Unidos matara a un presunto líder militante en Bagdad, el Primer Ministro iraquí pidió un calendario «rápido» para la salida de las fuerzas estadounidenses y de la coalición.

Por segunda vez en días, el Primer Ministro iraquí ha hecho hoy un llamamiento para que las tropas estadounidenses abandonen el país, esta vez instando a una salida «rápida» – aunque los analistas dijeron a Breaking Defense que la solicitud es probablemente en vano y que las tropas estadounidenses no tomarán la puerta a corto plazo.

«No veo ninguna posibilidad de que EE.UU se marche de Irak en un futuro próximo», dijo a Breaking Defense Norman Ricklefs, analista con sede en Dubai que trabajó con EE.UU. en Irak y anteriormente fue asesor del Ministro del Interior de Irak. «Se trata de asesores militares, que están allí por invitación directa del gobierno iraquí, que podría pedirles que se marcharan mañana si quisiera. Pero las fuerzas estadounidenses y de la coalición son necesarias para apoyar a las fuerzas iraquíes en su lucha contra el Estado Islámico.»

Irse ahora, dijo Ricklefs, podría conducir a un aumento del terrorismo que nadie, incluido el gobierno iraquí, quiere ver.

El 5 de enero, un día después de que Estados Unidos abatiera a un supuesto líder militante en Bagdad, la oficina del Primer Ministro iraquí, Mohammed Shia al-Sudani, dijo que su gobierno estaba dando los primeros pasos para retirar «permanentemente» a las tropas estadounidenses y de la coalición, empezando por fijar una fecha para que un comité debatiera cómo hacerlo.

«Acordemos un plazo (para la salida de la coalición) que sea, sinceramente, rápido, para que no permanezcan mucho tiempo y sigan produciéndose ataques», dijo, según Reuters, refiriéndose a los ataques contra fuerzas estadounidenses por parte de grupos militantes alineados con Irán que provocaron el de EE. UU.

Sin embargo, justo antes de esos comentarios, responsables estadounidenses se mostraban probablemente optimistas sobre la perspectiva de una salida forzosa, ya que Politico informó de que, según un cable del Departamento de Estado estadounidense, al-Sudani había dicho en privado a responsables estadounidenses que quería que las tropas estadounidenses se quedaran y había pedido su retirada para calmar la presión interna.

Jon Alterman, responsable del Programa para Oriente Medio del CSIS, declaró a Breaking Defense que no cabe duda de que los iraquíes pueden luchar contra los extremistas sin el apoyo de Estados Unidos, «pero serían menos eficaces y su coste sería mayor. Ese es un punto de influencia para que Estados Unidos negocie las condiciones de nuestro compromiso continuado.»

«Sirve a las necesidades de Estados Unidos y a las del gobierno iraquí, aunque siga habiendo voces en Irak, como las ha habido durante muchos años, que piden su retirada. No estoy seguro de que haya muchos públicos entusiasmados con tener tropas extranjeras en su suelo. [Pero] entre los líderes de la seguridad en Irak, combatir al ISIS en solitario es una perspectiva desalentadora», afirmó.

Al anunciar el ataque de «autodefensa» en Bagdad, el Secretario de Prensa del Pentágono, Pat Ryder, sugirió que fue la misión liderada por Estados Unidos la que ayudó a mantener al ISIS fuera de la capital iraquí hace una década.

«Fue hace 10 años este próximo verano el ISIS estaba aproximadamente a 24 kilómetros a las afueras de Bagdad, cuando pusimos en marcha la misión contra el ISIS después de que hubieran subsumido grandes franjas de Siria e Irak», dijo Ryder. «Nadie quiere ver un retorno del ISIS… nuestro objetivo va a seguir siendo la misión de derrotarlo por completo. Pero, de nuevo, no vamos a dudar en proteger a nuestras fuerzas si se ven amenazadas.»

Desde su punto de vista, el analista de defensa Ahmad Al Sherifi, afincado en Irak, coincidió en que era poco probable que las tropas estadounidenses se fueran a ninguna parte, también por razones geopolíticas más amplias.

«Estados Unidos y la coalición internacional no saldrán de Irak, y la razón es que se trata de un mandato de la ONU, y quien entra con una resolución de la ONU no saldrá si no es con otra resolución. En cuanto a Estados Unidos, ve Irak como parte integrante de las garantías de seguridad para los intereses nacionales, y no para dejar una oportunidad de expansión a China y Rusia», dijo Al Sherifi.

En cuanto a cómo y cuándo se marcharán finalmente las tropas estadounidenses, Ricklefs dijo esencialmente que depende. «Se basará en las condiciones. Dependerá de la capacidad de las fuerzas iraquíes para operar de forma independiente. Esto ocurrirá probablemente dentro de varios años», dijo.

En una entrevista concedida hoy a Reuters, al-Sudani fue más allá y pidió una salida «rápida».

Fte. Breaking Defense (Agnes Helou)

Agnes Helou es la Jefa de la Oficina de Oriente Medio de Breaking Defense, con casi una década de experiencia en la cobertura de temas estratégicos y de defensa en la región. Fue redactora jefe de Security and Defense Arabia, un sitio web y revista de defensa en árabe, y cubrió los temas de defensa y seguridad de Oriente Medio y el Norte de África para Defense News durante tres años. Su experiencia informativa abarca el Golfo, el norte de África, Oriente Medio y el sur de Europa.