A la búsqueda municiones más respetuosas con el medio ambiente

municiones respetuosas medio ambienteEl Ejército de EE.UU. dispara muchas municiones y explosivos. Los compuestos químicos que se conocen como explosivos, técnicamente conocidos como energéticos, son compuestos primarios a base de plomo. En nuevos experimentos, los investigadores del Ejército y la Universidad de Purdue observaron algunos nuevos compuestos que pueden ser una alternativa respetuosa con el medio ambiente.

En un artículo revisado por colegas y publicado por Chemistry, una revista europea, investigadores del Laboratorio de Investigación del U.S. Army Combat Capabilities Development Command y de la Universidad de Purdue describen la síntesis de nuevos materiales explosivos primarios respetuosos con el medio ambiente. Estos sustitutos ecológicos podrían encontrar aplicación en las municiones propulsoras de municiones de pequeño, mediano y gran calibre.

Lo que hace que esta investigación sea innovadora es que dos pilares únicos, conocidos como heterociclos, que forman la base de los materiales energéticos, se han combinado de una manera nunca antes lograda. Los investigadores dicen que el resultado es una muy alta energía, un alto contenido de nitrógeno con una alta capacidad de generación de gas, todos los atributos deseables para un explosivo.

El Ejército ha estado buscando soluciones durante muchos años para desarrollar explosivos primarios sin plomo que satisfagan las regulaciones ambientales asociadas con la contaminación por plomo.

Al mismo tiempo, esta investigación apoya los objetivos de modernización del Long-Range Precision Fires y Soldier Lethality del Ejército. Los investigadores dicen que las mezclas de cebadores de percusión, que contienen explosivos primarios, se encuentran normalmente en casi todas las municiones que se pueden imaginar que disparan.

El laboratorio de investigación corporativa del Ejército y Purdue trabajaron conjuntamente para desarrollar los objetivos sintetizados en un documento, pero Purdue sintetizó estos materiales en su laboratorio, dijo Sabatini. El Ejército proporcionó el contexto histórico del desarrollo de los iniciadores.

Los explosivos se usan no sólo para volar cosas. Dentro del casquillo de una bala hay una pequeña cantidad de explosivo primario que se utiliza para encender la pólvora dentro del cartucho. Uno de los materiales que se utiliza allí ahora mismo es estifnato de plomo.

“Cuando se dispara, se esparce plomo en el aire alrededor”, dijo Piercey. “Cualquier uso de plomo concluye en la contaminación del medio ambiente en pequeñas cantidades. Cuanto más plomo se elimina, mejor es para el medio ambiente.”

Piercey señaló un estudio, en el que se concluía que las personas que habían estado disparando mucho tenían niveles elevados de plomo.

Piercey señaló un video que su equipo hizo mostrando sal de plata detonando cuando se calienta. Dijo que el vídeo muestra el alto rendimiento de incluso pequeñas cantidades del nuevo explosivo primario.

Esta investigación tiene el potencial de ser transferida a socios del Ejército que trabajan en explosivos primarios. Sabatini dijo que hay interés del Centro de Armamento de la CCDC en el Picatinny Arsenal, Nueva Jersey, en explorar estos compuestos para aplicaciones primarias basadas en explosivos para balas y propulsores de armas. El siguiente paso es encontrar un socio de transición.

Se ha presentado una patente provisional para esta tecnología (código de rastreo 2020-PIER-69143) a través de la Oficina de Comercialización de Tecnología de la Fundación de Investigación Purdue.

Fte. Army.mil

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.