A diez meses del despegue del MIURA 1 de PLD, el primer lanzador privado español

La compañía española PLD Space acaba de confirmar que se encuentra “a diez meses” del vuelo inaugural de su primer micro lanzador, el MIURA 1, y que en las próximas fechas va a iniciar la fase de calificación de sus sistemas de a bordo.

Juan Pons.

Denominado “TestFlight-1”, el primer vuelo del MIURA 1 está programado para despegar en octubre de 2019 desde las instalaciones del Centro de Experimentación de “El Arenosillo” (CEDEA), que dará apoyo y soporte al despegue, seguimiento, telemetría y telecomando del micro lanzador. Situada en la costa de Huelva ‒entre Moguer y Palos de la Frontera‒, el CEDEA es una instalación del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) que está acondicionada para disparar y evaluar cohetes, misiles y aeronaves no tripuladas.

La compañía con sede en Elche (Alicante) se encuentra en plena fase de recepción de todos los conjuntos y equipos que darán vida a los modelos de prueba y vuelo del MIURA 1, para lo que ya se encuentran “preparadas las salas de control de calidad”, han confirmado a APTIE fuentes de PLD, que también subrayan que en las próximas semanas se iniciará la fase de calificación de las estructuras y la aviónica a bordo, un desarrollo conjunto con GMV.

Respecto del sistema de propulsión, las pruebas finales del motor cohete tendrán lugar “a partir del 7 de enero próximo en el banco de ensayos de las nuevas instalaciones de PLD en el aeropuerto de Teruel”, aseguran desde PLD.

PLD también ha hecho público el emblema de la misión que, de formato pentagonal, recoge todos aquellos hitos que han hecho posible la continuidad de la joven empresa y el programa MIURA.

Teniendo como figura central la silueta de un toro y un dibujo del cohete, amalgama la bandera española, un dibujo de la península ibérica y del norte de África, junto con el nombre de la empresa, la de su accionista tecnológico GMV y las instituciones oficiales que han apoyado desde un primer momento la iniciativa: el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el INTA.

El dibujo sitúa en el mapa a Elche, sede central de la compañía, y Teruel, en cuyo aeropuerto se desarrollan las pruebas de sus motores cohetes. Y una columna envuelta con el lema Plus Ultra parte de “El Arenosillo” y se eleva hacia el cielo mientras aumenta de tamaño, lo que refleja la voluntad de Raúl Torres y Raúl Verdú ‒los fundadores de PLD Space en 2011‒ de continuar desarrollando mayores y más potentes vectores espaciales.

De resultar un éxito el vuelo inaugural de calificación del MIURA 1, el siguiente desarrollo es el lanzador comercial MIURA 5, con capacidad para transportar cargas “de hasta 300 kilos y la posibilidad de efectuar experimentos en micro gravedad en una órbita heliosíncrona de hasta 500 kilómetros de altura”, aseguran fuentes de PLD.

Por el momento, el MIURA 1 llevará a bordo experimentos del Centro Alemán de Tecnología Espacial Aplicada y Microgravedad (ZARM) ‒institución perteneciente a la Universidad de Bremen‒, contrato que suscribió el 2 de octubre en el marco del 69º Congreso Astronáutico Internacional. También incorporará varios “desarrollos internos del consorcio PLD-GMV y otros experimentos de menor tamaño”, asegura la compañía.

 

Acerca de Redacción El Radar 2483 Articles
Equipo de Redacción